Reseña de “El niño billonario” de David Walliams

Por José Roberto Rodríguez

La increíble historia de… El niño billonario es un libro del escritor ingles Davis Walliams, que va dirigido a un público juvenil. Con este texto y otros cinco más, el escrito se ha ganado el respeto del público y la crítica especializada, por su trabajo, la prensa lo ha bautizado como “Roald Dahl del siglo XXI”.

Joe Spud es el protagonista del cuento, un chico de 12 años que es inmensamente rico, hijo del inventor del papel de baño Pompisfresh, era tan rico que se acostaba en billetes, tan rico que nunca acabaría de contar su dinero, tan rico que la única forma de contar su dinero era pesándolo y tan rico que podría comprarse todo lo que él deseaba.

Era tan rico que se compró un carro de Fórmula Uno, pero como era muy gordo, lo mando a hacer, así como a su perro robot que se lo trajeron desde Japón.

Joe Spud no comprendía la inmensidad de dinero que tenía, tanto así que usaba billetes para notas de números telefónicos, para secar a hámster que tenía como mascota, como tapiz de su baño y otras excentricidades más.

En su casa tenía tres salas de cine Imax para que pudiera ver películas en 3D; una mesa de billar; dos cocodrilos; un tiburón, un tobogán acuático que iba desde su cuarto hasta una piscina olímpica; entre otras muchas cosas más. Tenía todo lo que quería, pero lo que en verdad quería no lo podía comprar.

La increíble historia de… El niño billonario te deja una gran enseñanza, donde aprendes a valorar lo que realmente quieres, no importa si es el más grande objeto del mundo, o la cosa más cara del universo o simplemente una materia que cuesta mucho. Porque en realidad existe un algo que no tiene valor monetario, que no se puede contar como el dinero.

Deja tu comentario