Jefe Martin Dempsey Jefe militar estadounidense vaticina derrota de EI en Iraq vaticina derrota de EI en Iraq

Bagdad, 9 mar (PL) El jefe de Estado Mayor del Ejército norteamericano, Martin Dempsey, afirmó hoy que el grupo Estado Islámico (EI) será derrotado en Iraq, justo cuando el Gobierno local intensifica su ofensiva antiterrorista en Tikrit y Al-Anbar.
Dempsey se reunió en Bagdad con el primer ministro iraquí, Haider Al-Abadi, y con el ministro de Defensa, Khalid Al-Obaidi, tan pronto inició una visita no anunciada a este país árabe donde inspeccionó varios destacamentos de instructores militares estadounidenses.
El militar norteamericano discutió con autoridades iraquíes pormenores de las operaciones para eliminar a los yihadistas del DAESH, acrónimo árabe del EI, concretamente en las provincias de Salaheddin (norte) y Al-Anbar (oeste), además de pasar revista a la situación de seguridad regional.
La visita se produjo en medio de la mayor ofensiva gubernamental contra los fundamentalistas sunnitas en un esfuerzo combinado del Ejército, las fuerzas de seguridad, combatientes kurdos Peshmerga, voluntarios chiitas, miembros de tribus sunnitas y la aviación de la coalición internacional.
Tras reunirse con Dempsey, el ministro de Defensa Al-Obaidi destacó que Irán “apoya muchísimo” a Iraq en el combate a los “takfiristas” (terroristas islámicos sunnitas), y dijo que habló con el oficial estadounidense “cosas vitales que conciernen a las fuerzas de seguridad y voluntarios populares”.
Entretanto, la aviación iraquí mató a 50 terroristas en un bombardeo a un convoy cerca de Shurqat, en el norte de Salaheddin, y policías y voluntarios sitiaron a docenas de atacantes suicidas en Al-Dor, al sur de Tikrit.
Según la agencia Alforat, francotiradores abatieron uno a uno a los yihadistas en una vivienda en Al-Dor, mientras tropas regulares y voluntarios mataron a otros 50 en Albu Ajil, al oriente de Tikrit, la capital provincial.
En las últimas horas, las fuerzas de seguridad y el Ejército comenzaron a despejar la carretera que enlaza la localidad petrolera de Beiji con la provincia de Kirkuk, tras expulsar a los milicianos del EI, y controlaron totalmente el centro del distrito de Alam, además del puente Tikrit.
Además, el jefe del Comando de Operaciones de Salaheddin, Abdul Wahab Al-Saedi, reveló que unidades militares rodearon esa urbe por cuatro lados en preparación de su liberación tras más de nueve meses de dominio yihadista.
Por otro lado, fuentes de inteligencia informaron que el EI asesinó a 20 hombres que pretendían sumarse a la Movilización Popular contra el terrorismo en Hawija, al norte de Kirkuk, provincia en cuya zona oeste fuerzas kurdas atacaron posiciones del DAESH y mataron a 27 extremistas.
En Al-Anbar, un comandante del Ejército confirmó la muerte de decenas de fundamentalistas durante un asalto este lunes al poblado de Amiriyat al-Fallujah, al tiempo que fuerzas policiales bloquearon los suministros al EI entre las áreas de Fallujah y Al-Qarma, en la frontera con Siria.

Deja tu comentario