Por crisis de seguridad, EdoMéx, ocupa el primer lugar en linchamientos

Ante la crisis de seguridad, la falta de profesionalización de cuerpos policiacos y el vacío de autoridad, desde hace varios años habitantes del Estado de México han optado por hacer justicia por su propia mano y detenido, golpeado e incluso matado a delincuentes y policías presuntamente coludidos con los delincuentes, lo que a decir de especialistas en la materia, estos “linchamientos”, son el detonantes que expresa que los limites sociales se han roto y es necesario poner alto a la corrupción e ineptitud de las autoridades.
Tan solo el año pasado, en el Estado de México se registraron alrededor de 22 turbas, donde la gente en un ambiente de ira y confusión detuvo y golpeo a presuntos ladrones, con un saldo de al menos tres muertos, entre ellos dos policías que intercedieron para poner orden.
De acuerdo al estudio “Linchamientos en México: recuento de un periodo largo (1988-2014)”, entre 2010 y 2014 el estados de México encabezo la lista de estos episodios al registrar 58 casos, seguido de Puebla con 33 casos, y el Distrito Federal el tercer lugar, con 14 casos.
El estudio revela que en siete de las 32 entidades federativas se concentra el mayor número de casos (80 por ciento), es decir, 296 de 366 contabilizados en 26 años, siendo el Estado de México y el Distrito Federal los que encabezan la lista, seguidos de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero. En contraste con estos datos, Colima, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas no presentan un solo evento en el periodo de estudio.
Uno de los casos más sonados fue el ocurrido el 10 de febrero de 2012 en Chalco Estado de México, donde tres chicos fueron golpeados desnudos y quemados vivos por cerca de 300 pobladores quienes creyeron que ayudaban a impedir un secuestro.
Entre los casos más recientes destacan el de un presunto asaltante sometido por taxistas en el municipio de Ecatepec.
El pasado 13 de febrero; un día antes, en Hueypoxtla, tres presuntos ladrones de ganado fueron golpeados por habitantes de las comunidades de Tezontlapa y Ajoloapan; a principios de febrero, habitantes de la comunidad La Lupita en Lerma intentaron linchar a tres presuntos violadores tras la muerte de una menor.
En febrero del año pasado, alrededor de 200 vecinos de la colonia Praderas San Mateo del municipio de Naucalpan, sometieron y golpearon a un presunto delincuente y amenazaron con prenderle fuego.
Los hechos se desataron luego de que el ladrón amagara a un hombre con un arma de fuego y lo despojara de su teléfono celular alrededor de las 21:00 horas en el cruce de las calles 5 de Febrero y Cumbres, por lo que, después de que la víctima pidiera ayuda, los pobladores de la zona acorralaron al delincuente y lo golpearon en repetidas ocasiones.

Fuente: notired-mexico

Deja tu comentario