Me gustaría sentarse con la clase política mexicana y “prenderles fuego para que hubiera voluntad histórica, no nomás voluntad de robar.

En el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, Guillermo del Toro se tomó un tiempo para hablar de la situación de violencia, impunidad y corrupción que vive México.

Visiblemente indignado, el cineasta habló de su preocupación por la corrupción, acusó la falta de voluntad política del gobierno federal para acabar con el problema y exhortó a la población a quejarse por lo que está pasando.

“Estamos viviendo todos los mexicanos un duelo que se vive por etapas, tenemos que encabronarnos con las pérdidas y decir ‘no puede ser’ “, refiriéndose a los desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero.

Para el director de “El Laberinto del Fauno“, las demandas de la sociedad son legítimas, pues “no pedimos ni exigimos nada que no esté escrito en las funciones de a quien se lo exigimos”.

Además, se dijo preocupado por aquellos que se quejan de las protestas, como si vivieran en una realidad distinta a la de la mayoría y auguró que las crisis la padeceremos todos.

“Me preocupa más que existan gentes que crean que la chingada se va a llevar nada más a un pedazo del país y no a ellos. Yo te garantizo que cuando nos lleve la chingada, nos va a llevar a todos, de una manera u otra”, dijo Del Toro.

El galardonado con el Goya, dijo: “me gustaría sentarse con la clase política mexicana y “prenderles fuego para que hubiera voluntad histórica, no nomás voluntad de robar“.

“A muchos de nosotros nos van a olvidar, pero a ellos, las chingaderas que hacen, los va a recordar la historia. Si tuviéramos el porcentaje de fallas que ha tenido el gobierno mexicano, estaríamos desempleados. Es un banquete de mierda tan enorme, que cuando lo cortas en pedacitos te los alcanzas a comer”, señaló.

El director contó de un proyecto que ha estado deseando hacer en México desde hace más de 15 años, pero teme por la seguridad de su familia. “En un rodaje se publican todos tus movimientos en un pedazo de papel y es arriesgado para mí, pensar en eso después del secuestro de mi jefe (papá), pero lo voy a hacer, si no me agarra un ataque al corazón en los tacos“, señaló.

Deja tu comentario