Desde moto en marcha matan de 3 balazos a joven en Ne­za­hual­có­yotl

Un jo­ven de apro­xi­ma­da­men­te 25 años de edad fue ase­si­na­do, de por lo me­nos 3 ba­la­zos en di­fe­ren­tes par­tes de su cuer­po, por dos su­je­tos que le dis­pa­ra­ron des­de una mo­to­ci­cle­ta en mar­cha cuan­do ca­mi­na­ba tran­qui­la­men­te por la ca­lle y se di­ri­gía a su au­to­mó­vil.

Con­su­ma­do el ar­te­ro ase­si­na­to, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das, que a de­cir de la po­li­cía ac­tua­ron en una cla­ra ven­gan­za de su­pues­tos de­lin­cuen­tes, im­pri­mie­ron ve­lo­ci­dad a su “ca­ba­llo de ace­ro” pa­ra dar­se a la fu­ga; sin em­bar­go, me­tros ade­lan­te de­rra­pa­ron so­bre el as­fal­to, de­bi­do a que la uni­dad ya no qui­so arran­car; la de­ja­ron aban­do­na­da en el lu­gar y con­ti­nua­ron su hui­da a pie, se­gún ver­sio­nes de al­gu­nos tes­ti­gos, rum­bo al Dis­tri­to Fe­de­ral.

Los he­chos que cos­ta­ron la vi­da de es­te jo­ven, has­ta el mo­men­to des­co­no­ci­do, se re­gis­tra­ron mi­nu­tos des­pués de las 23:00 ho­ras del pa­sa­do lu­nes, fren­te a la ca­sa mar­ca­da con el nú­me­ro 56 de la Ave­ni­da Ne­za­hual­có­yotl, es­qui­na Za­ra­go­za, en la Co­lo­nia Raúl Ro­me­ro, en es­te mu­ni­ci­pio.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas in­for­ma­ron que de acuer­do a las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes que se rea­li­za­ron y por las ver­sio­nes que die­ron al­gu­nos ve­ci­nos, el aho­ra oc­ci­so ca­mi­na­ba tran­qui­la­men­te por la ca­lle cuan­do fue sor­pren­di­do por dos su­je­tos que via­ja­ban en una mo­to­ci­cle­ta, mis­mos que sor­pre­si­va­men­te sa­ca­ron de en­tre sus ro­pas ar­mas de fue­go pa­ra ase­si­nar­lo a que­ma­rro­pa, al dis­pa­rar­le en re­pe­ti­das oca­sio­nes.

Mien­tras que el ma­lo­gra­do jo­ven ca­yó ca­si ins­tan­tá­nea­men­te muer­to, en me­dio de un char­co de san­gre, los pre­sun­tos ho­mi­ci­das es­ca­pa­ron a to­da ve­lo­ci­dad pa­ra per­der­se en­tre las os­cu­ras ca­lles del lu­gar.

Más tar­de, cuan­do ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal y de la CESC se pre­sen­ta­ron en el lu­gar e im­ple­men­ta­ron un fuer­te ope­ra­ti­vo en to­da la zo­na pa­ra ubi­car y de­te­ner a los pre­sun­tos ho­mi­ci­das, se per­ca­ta­ron que me­tros ade­lan­te de don­de se re­gis­tra­ron los mor­ta­les he­chos es­ta­ba aban­do­na­da la mo­to­ci­cle­ta en que hu­ye­ron los cri­mi­na­les, pues se­gún ver­sio­nes de al­gu­nos tran­seún­tes al mo­men­to en que es­ca­pa­ban

de­rra­pa­ron so­bre el as­fal­to, de­bi­do a que la uni­dad ya no qui­so arran­car, por lo que la de­ja­ron en esa zo­na y con­ti­nua­ron su hui­da a pie, rum­bo al Dis­tri­to Fe­de­ral.

Au­to­ri­da­des po­li­cia­cas in­for­ma­ron que al mo­men­to en que el des­co­no­ci­do fue ase­si­na­do, al pa­re­cer se di­ri­gía a su au­to­mó­vil, un PT Crui­ser, pla­cas de cir­cu­la­ción MBA-7997, pues di­cho ve­hí­cu­lo se en­con­tró a unos cuan­tos me­tros de don­de que­dó su cuer­po, por lo que el ro­bo de au­to co­mo mó­vil del cri­men que­da­ba to­tal­men­te des­car­ta­do, más bien, con­si­de­ra­ron, por la for­ma en que se die­ron los he­chos, es­te jo­ven fue eje­cu­ta­do en una cla­ra ven­gan­za de pre­sun­tos de­lin­cuen­tes, po­si­ble­men­te in­te­gran­tes de una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal de­di­ca­da a la ven­ta y dis­tri­bu­ción de dro­gas.

Du­ran­te las pri­me­ras ins­pec­cio­nes ocu­la­res que prac­ti­có en la es­ce­na del cri­men, el MP in­for­mó que el oc­ci­so que­dó ti­ra­do bo­ca arri­ba, que a sim­ple vis­ta se le apre­cia­ron 3 im­pac­tos de ba­la en di­fe­ren­tes par­tes de su cuer­po, al pa­re­cer de pis­to­las ca­li­bre .9 mi­lí­me­tros, pues en la zo­na se en­con­tra­ron va­rios cas­qui­llos per­cu­ti­dos de di­cha ar­ma.

Po­li­cías mi­nis­te­ria­les, que rei­te­ra­ron la pre­sun­ción de que es­te jo­ven fue ase­si­na­do en un ajus­te de cuen­tas de pre­sun­tos ma­fio­sos, in­for­ma­ron que en un in­ten­to por acla­rar el cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los res­pon­sa­bles, ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes, só­lo es­pe­ran a que el oc­ci­so sea iden­ti­fi­ca­do pa­ra co­no­cer to­do so­bre su en­tor­no so­cial y a qué se de­di­ca­ba, pro­fun­di­zar en los tra­ba­jos po­li­cia­cos pa­ra es­tar en po­si­bi­li­dad de co­no­cer cuá­les fue­ron las ver­da­de­ras cau­sas por las que fue ase­si­na­do y quié­nes pu­die­ron ser los res­pon­sa­bles

Fuente: Noti-Red México

Deja tu comentario