Analfabetismo en indígenas es cinco veces mayor que en el resto de la población

En México, el analfabetismo en los que hablan alguna lengua indígena es cinco veces mayor que en el resto de la población; además, existe deserción escolar de niñas, niños y adolescentes en sus comunidades, por lo que es urgente exhortar a las autoridades educativas para que, en el ámbito de sus atribuciones, optimicen estrategias y programas encaminados a combatir esta situación, indicó la diputada Karina Sánchez Ruiz (NA).
Por ello, la también secretaria de la Comisión de Asuntos Indígenas propuso exhortar a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que, a través de la Dirección General de Educación Indígena, refuerce el Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa y fortalezca las estrategias destinadas a combatir la deserción escolar de infantes indígenas en el nivel básico.
Asimismo, solicita a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para que, a través del Programa de Apoyo a la Educación Indígena, fortalezca y amplíe la permanencia, continuidad y conclusión de la formación educativa básica de niñas, niños y adolescentes indígenas.
La legisladora afirmó que, a pesar de que el índice de analfabetismo de la población hablante de alguna lengua indígena disminuyó entre el 2005 y 2010, de 34 a 27 por ciento, preocupa que mientras 90 por ciento de los niños de 5 años de edad cursan educación preescolar y asisten a la escuela en el país, la participación de infantes indígenas es de 76 por ciento.
En tanto, continuó, 84 por ciento de alumnos de primer año de primarias generales concluyeron el nivel, contra 64 por ciento de estudiantes de primarias indígenas.
“La brecha escolar persiste, lo que significa que en el futuro habrá más analfabetas indígenas que no indígenas”, afirmó la también secretaria de la Comisión de Derechos Humanos.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) expuso que dos de cada tres niños, entre 6 y 14 años de edad, que no asisten a la escuela, son indígenas, agregó.
Resaltó que, a pesar de que México cuenta con un marco normativo sólido que reconoce el derecho a la educación de la población indígena, en la actualidad existe un número importante de menores de estas comunidades que no ejercen este derecho.
Datos emitidos por el Sistema Estadístico de Información, de la Dirección General de Educación Indígena (DGEI), organismo perteneciente a la SEP, estableció que los servicios de educación indígena atienden alrededor de 1.3 millones de niñas y niños en 22 mil escuelas y se calcula que al menos 800 mil niñas y niños indígenas asisten a escuelas no indígenas.
La DGEI, explicó, cuenta con el Programa para la Inclusión y la Equidad Educativa, el cual pretende mayor cobertura y cumplir sus objetivos con todos los grupos de la población, mediante normas y apoyos para los servicios educativos públicos, así como el mejoramiento de infraestructura y equipamiento de Instituciones de educación básica, media superior y superior de poblaciones en situación de vulnerabilidad.
Por su parte, la CDI cuenta con el Programa de Apoyo a la Educación Indígena, que tiene como objetivo apoyar la permanencia en la educación de niñas, niños y jóvenes indígenas, inscritos en escuelas públicas, a través de modelos diferenciados de atención. Sin embargo, consideró, aun no existe una cobertura total de menores indígenas que tienen deseos de continuar con sus estudios.
Es decir, continuó, “estos programas no cumplen con el objetivo de que la educación básica de los indígenas sea permanente y continua y eviten la deserción escolar en niveles de primaria, secundaria y preparatoria”.

Etiquetas: ,

Comentarios con Facebook