La tecnología nos otorga la posibilidad de masificar la lectura: Ernesto Piedras

(N22).- La tecnología nos otorga la posibilidad de masificar la lectura al reducir los costos y facilitar el acceso a contenidos a toda la población, principalmente a través de plataformas como las tabletas o libros electrónicos, los smartphones y las computadoras, asegura Ernesto Piedras, especialista en temas de economía cultural.

Y es que en México, señala Piedras, la adopción tecnológica en los últimos años, junto con el aumento en el hábito de la lectura, ha producido un incremento de 11.6 por ciento de lectura en plataformas digitales. “En un país, donde el 14.5 por ciento de la población tiene una tableta y existen 64.4 millones desmartphones, el potencial de lectura digital es muy alto“.

De acuerdo con el economista, cifras de 2015 revelan que 49 por ciento de los mexicanos utiliza Internet en su hogar y 41 por ciento fuera de su hogar por medio de dispositivos móviles. “Tal es el efecto de la tecnología en nuestra vida que nos ha convertido en una suerte de homo-telecom, es decir, aquel que se caracteriza por el consumo intensivo de la comunicación a distancia por medio de voz, texto, imagen, sonido y datos.

“Las capacidades se han multiplicado y transformado cualitativamente, tanto para los creadores como para las audiencias. Nunca en la historia de la humanidad habíamos tenido acceso a tal cantidad de contenidos creativos, de manera tan expedita y directa. La lectura parece cada vez más fácil en términos generales para quienes gustan de leer”.

Para el académico, el número de tabletas en México ha aumentado significativamente en los últimos cuatro años. De los aproximadamente 28 millones de tabletas en el país, se utiliza el 48.6 por ciento para actividades relacionadas con la lectura, ya sea leer documentos, libros, revistas o periódicos, asegura.

La Encuesta Nacional de Lectura 2015, realizada por el entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, arrojó como resultado que en México se leen 5.3 libros al año, lo cual posiciona al país en el segundo lugar de América Latina en lectores, después de Chile.

De los libros leídos en México, en promedio 3.5 ejemplares al año se leen por gusto, es decir que alrededor de 30 por ciento de la población lee cuatro libros o más al año, mientras que un porcentaje similar no leyó un solo libro. En cuanto a las preferencias de los lectores, el 33 por ciento disfruta de la lectura.

Para Piedras el tema de la lectura digital está íntimamente ligado con los contenidos promovidos por la Agenda Digital de la Secretaría de Cultura. “La agenda digital es una herramienta trascendental para la inclusión y apropiación por parte del gobierno, las instituciones y las personas, por su beneficio mediante el uso intensivo y estratégico de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y, por ende, de la lectura digital, la cual reconoce como un esfuerzo amplio y coordinado entre los diversos actores involucrados, que busca articular una serie de acciones con el propósito de brindar a los ciudadanos las herramientas necesarias para insertarse en la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

“En el ámbito de la cultura y la creatividad, hoy más que nunca es necesario contar con planes que contemplen el impacto de la tecnología en el sector y cómo es que puede ser utilizada para aumentar la accesibilidad a contenidos entre la población”, señala.

 

Se trata de que las TIC pongan a disposición de los usuarios una mayor cantidad de contenidos de gran complejidad y a velocidades nunca antes vistas. “Es por ello de primera necesidad promover el uso de estas tecnologías en el sector cultural y creativo mediante la elaboración de agendas o estrategias digitales especializadas como se encuentran estipuladas en el Reglamento de la Secretaría de Cultura. Es indispensable que para lograr un verdadero impacto en la sociedad, la Secretaría de Cultura trabaje en conjunto con las secretarías de Educación Pública y de Comunicaciones y Transportes, fomentando el uso de la tecnología en México para complementar la lectura tanto en físico como en digital”, concluyó.

Deja tu comentario