El Rincón D...Volver a El Rincón D...

Monte Everest requiere nuevos cálculos de su altura

La Habana, (PL) Codiciado por alpinistas deseosos de llegar a la cima más alta del mundo, el monte Everest, en el Himalaya, atrae por estos días a investigadores, en busca de precisar su altura.
El devastador terremoto que sacudió a Nepal en abril de 2015  removió  la zona tres centímetros hacia el suroeste, según datos ofrecidos en aquella ocasión por la administración china de estudios, cartografía e información geológica.
La mayor elevación del planeta, con 8.848 metros, aumentó tres centímetros en los últimos diez años y se desplazó unos 40 centímetros hacia el noreste, recuerdan.
El Everest “se desplaza constantemente hacia el noreste y el sismo del 2106  le hizo hacer un pequeño avance en la dirección opuesta”, declaró Xu Xiwei, vicedirector del Instituto de Geología de la administración china encargada de sismos.
Pero tales afirmaciones deben ser confirmadas, pues existen contradicciones en las hipótesis.    De esta manera especialistas del Servicio de Cartografía de la India, del Departamento de Ciencia y Tecnología, sugieren comprobar si la altura del también denominado “techo del mundo” calculada a mediados del siglo XIX,  continúa siendo la misma.
Dichos cálculos serán realizados mediante el sistema de posicionamiento global (GPS) y el método de triangulación.
El primero consiste en emplazar un transistor en su cima para medir la distancia al nivel del mar, y el segundo determina la distancia según el ángulo relativo a dos puntos en la base.
La altura del Everest fue declarada en 1855. Muchos otros también lo midieron, pero la altura dada por The Survey of India, incluso hoy, se toma como la altura correcta. Es 29,028 pies (8.848 metros). Lo estamos midiendo de nuevo y han pasado dos años desde el terremoto de Nepal, declaró a la prensa Swarna Subba Rao, topógrafo jefe del Servicio de Cartografía de la India.  La expedición saldrá en breve, subrayó.
Para la comunidad científica, corroborar los cálculos además ayudará en investigaciones sobre movimientos de placas, entre otros acápites.  Una vez que salga la expedición,  se prolongaría cerca de un mes para la observación y otros 15 días para el cómputo y la declaración de datos.

Etiquetas: ,

Comentarios con Facebook