Encuentran “eslabón perdido” entre dinosaurios y cocodrilos

Washington, 16 abr (PL) Científicos estadounidenses hallaron una nueva especie de arcosaurio llamada Teleocrater rhadinus, que vincula a los dinosaurios con los cocodrilos, publicó la revista Nature.
Lo peculiar del descubrimiento, según los autores,  es que el Teleocrater rhadinustenía tenía el aspecto de una gran lagartija, y no el de un dinosaurio en miniatura como se estimaba.
La criatura tenía  hasta tres metros de largo pero no superaba los 60 centímetros de altura, caminaba sobre cuatro patas similares a las de un cocodrilo y  poseía un cuello y una cola enormes, explicaron los autores.
“El descubrimiento cambia de manera fundamental nuestras ideas sobre la historia más temprana de los parientes de los dinosaurios”, explicó uno de los autores de la investigación, Sterling Nesbitt.
A su criterio, la nueva especie aporta luz sobre el origen y la diversificación de los cocodrilos, aves y dinosaurios, pero también abre más interrogantes que las que resuelve.
Según el reporte, esta especie vivió en el Triásico, hace más de 245 millones de años, y habitó en los actuales territorios de Rusia, India y Brasil.
Los primeros fósiles de la especie se hallaron en Tanzania en 1933 y fueron identificados en 1950, pero no fue hasta 2015 cuando se descubrieron nuevos especímenes que permitieron situar e identificar la especie.
Durante décadas la mayoría de los científicos supuso que los primeros parientes de los dinosaurios tenían el aspecto de dinosaurios en miniatura, del tamaño de un pollo, y que caminaban sobre dos patas.
Estas criaturas serían los primeros arcosaurios, un grupo de animales que se ramificó en dos grandes categorías: la rama de las aves (que derivó en los dinosaurios y luego en las pájaros) y una de cocodrilos.

Deja tu comentario