Seguridad Nacional de EE.UU vulnerada por fuga de conversaciones privadas

Washington, 18 may (PL) Pocos minutos después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, emprendiera hoy su primer viaje al extranjero, medios estadounidenses divulgaron nuevas revelaciones en torno a la pesquisa sobre presuntos vínculos de su equipo con Rusia.
Por una parte, el diario The New York Times reportó que durante su encuentro la semana pasada con el canciller ruso, Serguei Lavrov, el presidente le manifestó que su decisión de despedir al exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey le alivió una gran presión.
Según el periódico, su noticia se basa en un documento de resumen sobre la reunión, el cual el Times asegura que le fue leído por un funcionario estadounidense.
“Acabo de despedir al jefe del FBI, estaba loco”, habría expresado el mandatario, quien de acuerdo con el diario añadió que había enfrentado una gran presión por el tema de Rusia.
El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, no desmintió la noticia, y en un comunicado expresó que Comey presionó innecesariamente la capacidad del presidente para dirigir la diplomacia con la nación euroasiática en asuntos como Siria, Ucrania y el Estado Islámico.
La destitución del extitular del FBI el pasado 9 de mayo provocó fuertes reacciones de rechazo de numerosos legisladores y medios de prensa, muchos de los cuales señalaron que el presidente quería influenciar la pesquisa sobre la supuesta intromisión rusa en las elecciones de 2016.
Pero, a decir del vocero, “la investigación siempre habría continuado y, obviamente, el despido de Comey no le habría puesto fin”.
Agregó que una vez más la verdadera historia es que la seguridad nacional se ha visto socavada por la fuga de conversaciones privadas y altamente clasificadas.
Casi al mismo tiempo en que se publicó la historia del Times, The Washington Post citó fuentes según las cuales la pesquisa sobre el tema ruso identificó a un funcionario actual de la Casa Blanca como una persona de interés.
Para el periódico, ello demuestra que la investigación está llegando a los niveles más altos del Gobierno, pues la figura bajo escrutinio es alguien cercano al mandatario, aunque las personas familiarizadas con el asunto no revelaron el nombre del implicado.
Sobre este asunto, Spicer sostuvo que, como ha dicho Trump en otras ocasiones, una indagación exhaustiva confirmará que no hubo colusión entre la campaña y ninguna entidad extranjera.
El jefe de Estado partió esta tarde rumbo a Arabia Saudita en el comienzo de su primera gira internacional en el cargo, que incluye también a Israel, el Vaticano, Bélgica e Italia.
A su partida el mandatario dejó un gran revuelo político en el país, con noticias incesantes en torno a sus acciones de los últimos días, sus significados y consecuencias.

Deja tu comentario