Maras azotan la frontera sur de México

México, 17 jul (PL) Crímenes, asaltos y venta de droga al por mayor vuelve a ser una constante en la frontera sur de México por la renovada presencia de las pandillas juveniles centroamericanas.
Según datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del estado de Chiapas, el número de integrantes de las Maras detenidos se disparó en el primer semestre de este año, sobre todo en los municipios de Tapachula, Frontera Hidalgo y Metapa.
Con el regreso de estas bandas criminales la violencia aumentó. De acuerdo con un conteo hecho por el diario El Sol de México, en lo que va de año se registraron 28 homicidios cometidos por integrantes de la MS-13 o el Barrio 18 en Tapachula y su periferia, el doble los que perpetraron durante todo el 2016.
La cifra puede resultar menor comparada con la violencia que se vive en otras partes de México por la pugna sangrienta entre los carteles de la droga, pero para los estándares de seguridad que existían en la zona, la situación es grave.
“Desgraciadamente se vive una situación difícil ante los pandilleros”, reconoció Alejandro Vila, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en Contra de Migrantes de Chiapas.
El fenómeno encendió las alarmas de las autoridades, que desde mediados de febrero desplegaron operativos antipandillas en toda la región, deteniendo incluso a asesinos sanguinarios que fueron repatriados a sus países de origen donde son reclamados por distintos delitos.
Policías municipales y el Ejército participan en estos operativos, pero ello no impide que los pandilleros sigan llegando desde Centroamérica e incluso de Estados Unidos.

Deja tu comentario