Denuncia Maduro complicidad de EE.UU. y Colombia en acto terrorista

Caracas 07 ago(PL) El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció la complicidad de Estados Unidos y Colombia en el ataque terrorista perpetrado contra el Fuerte Paramacay, el cual fue neutralizado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).
“Esa factura se pagó desde Miami y de Colombia” (…) “Quién lideró ese ataque es un desertor que ha vivido en Miami(…)”, destacó el mandatario la víspera en su programa radio televisivo Los domingos con Maduro.
También ordenó a la Fanb a revisar y  elevar las medidas de prevención y seguridad de todas las unidades militares del país.
Además rechazó que medios y personalidades internacionales se dan a la tarea de publicar contenidos en contra del Gobierno Bolivariano para generar situaciones de violencia y conmoción en la población.
La víspera La Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela rechazó un ataque terrorista paramilitar ocurrido la madrugada del domingo contra el Fuerte Paramacay, en la ciudad de Valencia, estado Carabobo.
En un comunicado, la Fanb confirmó que la agresión fue perpetrada por un grupo de civiles que vestían prendas militares, incluido un desertor de la institución militar quien vivía en Estados Unidos.
La acción incluyó la difusión de un video grabado por ese oficial subalterno que hace tres años fue separado de la institución por traición a la patria y rebelión, precisó el ejército venezolano.
Los militares bolivarianos calificaron el ataque de un show propagandístico, una entelequia, un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores y la conjura continuada que se viene gestando, para intentar evitar que se consolide el renacimiento de la República.
Los atacantes fueron repelidos y varios resultaron detenidos , entre ellos la del referido oficial subalterno, se indicó en el texto.
Parte del grupo, agrega el documento, logró sustraer algunas armas y está bajo intensa búsqueda por parte de organismos de seguridad del Estado.
También se conoció que los sujetos capturados confesaron que fueron contratados en los estados Zulia, Lara y Yaracuy por activistas de la extrema derecha venezolana, en conexión con gobiernos extranjeros.

Deja tu comentario