Trump debuta en la ONU con discurso apegado a retórica nacionalista

Naciones Unidas, 19 sep (PL) El presidente Donald Trump reiteró hoy la retórica de su política de “America first” (Estados Unidos primero) y arremetió nuevamente contra países que Washington califica de amenaza durante su intervención en la Asamblea General de la ONU.    El primer discurso del mandatario norteamericano en el segmento de alto nivel del órgano internacional estuvo marcado por el tono y los temas previstos por medios y analistas, y los que habían adelantado algunos de sus asesores.
Tras presumir en el inicio de su alocución de los logros que le atribuye a su gobierno, como los resultados de las bolsas de valores o la inversión de 700 mil millones de dólares en defensa, Trump apuntó ante la comunidad internacional que su compromiso principal es con su país.
Siempre colocaré a Estados Unidos primero, sostuvo el jefe de la Casa Blanca, quien en otros momentos de su discurso, y como ha reiterado desde su etapa como candidato republicano, criticó lo que considera acuerdos internacionales malos o desventajosos para su nación.
Aunque buscamos el comercio y la cooperación con otros territorios, el deber inicial es con nuestros ciudadanos, reiteró en alusión a una estrategia nacionalista que ha sido cuestionada por varios miembros de la ONU, fundamentalmente en temas como el cambio climático y el intercambio de bienes.
En su intervención el gobernante lanzó nuevas amenazas contra la República Popular Democrática de Corea, al sostener que si Estados Unidos debe defenderse o proteger a sus aliados, “no tendremos otra opción que la destrucción de Corea del Norte”.
Trump, quien anteriormente recibió señalamientos de algunos sectores por su manejo de la crisis con el país asiático y su tono belicista, demandó a las naciones que tienen vínculos con ese Estado a cortar esos nexos y llamó a aislar a Pyongyang.
Asimismo, condenó nuevamente el acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y seis potencias mundiales en 2015, al cual calificó como “una de las transacciones más unilaterales de Estados Unidos en su historia” y dijo que no se ha escuchado su última palabra al respecto.
El presidente norteamericano manifestó que ya es hora de que el resto del mundo se una a Washington en este tema, pero su postura no es compartida por muchos actores políticos, incluso los otros firmantes del mecanismo, que han expresado su apoyo al pacto.
Trump también repitió los comentarios realizados la víspera sobre Venezuela, al advertir que está preparado para tomar medidas adicionales contra el país sudamericano, contra el cual impuso sanciones en represalia por las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, en la que participaron más de ocho millones de personas.
De igual modo, aseguró que no se levantará el bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba por más de 55 años si la nación caribeña no cumple reformas exigidas por Washington, pese al abrumador rechazo que esa política recibe cada año en el seno de la Asamblea General, donde 191 países la condenaron en 2016.

Deja tu comentario