Vicepresidente de EE.UU. abandona juego de NFL por nuevas protestas

Washington, 8 oct (PL) El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, abandonó hoy el partido entre Indianapolis Colts y San Francisco 49ers de la Liga Nacional de Fútbol americano (NFL) tras nuevas protestas de jugadores cuando se cantaba el himno del país.


Por segunda semana consecutiva, más de 20 miembros del equipo californiano se arrodillaron en dicho momento con las manos sobre el corazón, y algunos de sus compañeros se pusieron detrás con una mano sobre el hombro de los hincados.
Como anfitrión en el Lucas Oil Stadium, Colts, cuyos representantes se quedaron de pie con los brazos cruzados, usó el color negro en la parte superior de sus uniformes.
En la parte delantera de las prendas pusieron, también por segunda semana seguida, We will (Lo haremos) y en la trasera Stand for equality, justice, unity, respect, dialogue, opportunity (Apoyo la igualdad, la justicia, la unidad, el respecto, el diálogo, la oportunidad).
Pence, parte de la celebración este domingo a Peyton Manning con el retiro de su número e inducción al Anillo de Honor de Colts, publicó en la red social Twitter que abandonó el juego pues el presidente norteamericano, Donald Trump, y él no dignificarán ningún evento que irrespete a los soldados, la bandera y el himno.
Cuando tantos estadounidenses inspiran a nuestra nación con su valentía, resolución y resistencia, ahora más que nunca debemos estar alrededor de nuestra bandera y de todo lo que nos une, expuso.
Mientras que todo el mundo tiene derecho a sus propias opiniones, agregó, no creo que sea demasiado pedirle a los jugadores de la NFL que respeten la bandera y nuestro himno nacional.
Tales prácticas comenzaron en agosto de 2016 cuando Colin Kaepernick, ex mariscal de campo de San Francisco, se sentó primero y después se arrodilló durante el himno para protestar contra la violencia de la policía y la discriminación racial.
Muchos jugadores de la NFL han manifestado que sus posturas no van contra los símbolos, algo con lo cual discrepa Trump, quien el mes pasado estuvo varios días al hilo publicando mensajes en detrimento de los jugadores.
El 22 de septiembre último, en un encuentro de masas en el estado de Alabama, el mandatario llamó “hijos de puta” a quienes protestan e instó a los dueños de los equipos a despedirlos, una actitud que provocó rechazo dentro y fuera del deporte.
Pedí a @VP Pence que abandonara el estadio si alguno de los jugadores se arrodillaba, despreciando a nuestro país. Estoy orgulloso de él y @SecondLady Karen, escribió hoy Trump en Twitter sobre el vicepresidente y su esposa.

Deja tu comentario