El puente de la muerte está en Escocia

Por Camila Daza

La Habana, 18 feb (PL) El puente de la muerte está en Escocia. No es el título de un filme de suspense o terror. Ni siquiera se acerca a la leyenda del monstruo del lago Ness. Lo cierto es que el misterioso lugar ha sido escenario de extraños acontecimientos durante décadas.
Conocido como el Overtoun Bridge, desde la cima del puente se han arrojado cientos de perros, muchos con un final fatal.
La estructura de estilo victoriano, construida en el siglo XIX, se ubica sobre el río Clyde en el pueblo escocés de Milton y tiene más de 15 metros de altura. Múltiples teorías, que apelan a lo sobrenatural, dan vida al macabro misterio.
Según narraron algunos testigos citados por medios briánicos, sus mascotas de pronto se paraban en mitad del puente, comenzaban a correr y repentinamente se lanzaban al vacío.
Después de caer desde lo alto, los animales terminaban estampados contra las rocas o el mismo río, quedando malheridos o muriendo al instante. Lo realmente increíble es que los sobrevivientes a la caída, amortiguada a veces por el agua, subían nuevamente para volver a saltar.
Algunos apelan a la mitología celta y aseguran que el lugar posee extrañas fuerzas y un gran magnetismo, pues constituye una especie de sitio intermedio entre el cielo y la tierra.
Para otros existen allí fuerzas malévolas desde que en 1994 el soldado Kevin Moy lanzó a su bebé desde el extraño sitio porque supuestamente era el Anticristo, y después intentó suicidarse también, aunque sobrevivió y fue internado en un hospital psiquiátrico.
De igual modo, hablan, de un instinto suicida en los perros, que pueden captar los sentimientos e intenciones ocultas de sus amos.
La explicación más racional la ofrecen los científicos. Luego de sus estudios llegaron a la conclusión de que el aislamiento visual ocasionado por los altos muros rocosos del puente, ponían en alerta el olfato de los canes, considerado su sentido más desarrollado.
El doctor David Sands, especialista en el tratamiento de condiciones de comportamiento que incluyen todas las formas de agresión en los animales, estudió el caso. Como resultado, descubrió que no todas las razas de perro se suicidaban, solo labradores, collies y golden retrievers,
“Algunas razas caninas tienen el sentido del olfato más desarrollado que las demás. El aparente impulso al suicidio de los perros, en realidad, es una sobreestimulación de este sentido en los canes, debido a algún olor muy fuerte o diferente que no todos pueden sentir”, aseguró Sands.
Otra teoría destaca la audición aguda e hipersensible de los perros y la posible existencia en esa área de algún tipo de anomalía acústica, ya sea dentro del propio puente o relacionada con las torres telefónicas cercanas.
La Sociedad Escocesa para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales visitó el sitio en búsqueda de alguna evidencia concreta, pero no llegó a ninguna conclusión sobre el extraño comportamiento de esas mascotas.
Más allá de las posibles respuestas, lo cierto es que los sucesos del Overtoun todavía representan un enigma. Mientras, los escoceses temen pasar por allí con sus perros, principales víctimas del misterioso “puente de la muerte”.

Deja tu comentario