“Golondrinos” listos para atacar el primero de julio

Por Yazmin Curiel

Puebla, 13 marzo (ASI) Los partidos políticos se preparan para cometer violaciones electorales y han mandado a su ejército conformado por cuatro mil “golondrinos”, para actuar el día de la jornada electoral, el 1 de julio.

El Instituto Nacional Electoral, (INE) registra en Puebla cuatro mil “turistas electorales”, las personas ya son investigadas y se procederá a las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República (PGR), por medio de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

El vocal del Registro Federal de Electores, Carlos Montero Catalán, refirió que se trata de personas que han cambiado de domicilio con el objetivo de beneficiar a ciertos candidatos a cargos de elección popular.

“Recordar que estos cambios de domicilio se realizaron, antes del 31 de enero de este año, cuando se concluyó el plazo para darse de alta al padrón electoral y la actualización de la lista nominal. De detectarse no se procede al cambio de domicilio, no se genera credencial para votar y la dirección jurídica presenta la denuncia ante la FEPADE“, refirió.

Puebla con antecedentes de turistas electorales

En 2016, se registró este delito en Puebla y en 2017, por lo que elementos de la PGR detuvieron a dos personas relacionadas al turismo electoral.

En aquel tiempo Juana N. y Selene N. manifestaron habitar ciertos domicilios, pero al hacer las revisiones correspondientes a cargo del INE, se detectó falsedad de las implicadas y se procedió en su contra.

Ante el antecedente, Carlos Montero Catalán refirió que ahora se ha detectado este problema, por lo que el INE ya revisa los domicilios, en caso de comprobarse se procederá legalmente, además de que las credenciales de elector no serán otorgadas.

¿Qué es el turismo electoral?

El turismo electoral es una práctica común, que utilizan los partidos políticos en procesos electorales, con el objetivo de favorecerlos, se encargan de pagar a personas para que mientan a la autoridad electoral, dando de alta un domicilio sin que en realidad radiquen en el lugar citado, llegando el día de votaciones acuden a sufragar, a favor de quien les paga y se consuma el delito.

Según el Código Penal, quien comete este delito es castigado con siete años de prisión y una sanción económica, de hasta 200 unidades de medida nacional.

YC/ BST

Deja tu comentario