Regenerar condiciones del agua, promueve secretario de la ONU

Naciones Unidas, 22 mar (PL) El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, afirmó hoy que es hora de cambiar la forma de valorar y administrar el agua, lo cual permitirá acercarse a uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El agua potable y un saneamiento adecuado para todos es el sexto punto de los ODS y resulta indispensable para alcanzar muchos otros aspectos de la Agenda 2030, aseguró al intervenir en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Al lanzar este jueves el Decenio Internacional para la Acción sobre el Agua para el Desarrollo Sostenible, el diplomático portugués destacó cómo un mejor acceso a los recursos hídricos facilitaría la vida de millones de personas.

“El agua potable y el saneamiento adecuado apuntalan la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la salud de los ecosistemas.”

“También contribuyen al bienestar social y al crecimiento inclusivo. Sin embargo, las crecientes demandas de agua junto con la mala gestión, aumenta el estrés hídrico en muchas partes del mundo”, advirtió.

De acuerdo con las proyecciones, precisó, la demanda de agua dulce debe crecer en más del 40% a mediados de siglo y para el año 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente.

En la actualidad, prosiguió, el 40% de la población mundial se ve afectada por la escasez de agua, en tanto el 80% de las aguas residuales se vierten sin tratamiento al medio ambiente, y más del 90% de los desastres están relacionados con el agua.

“Más de dos mil millones de personas carecen de acceso al agua potable y más de 4 mil 500 millones no cuentan con servicios de saneamiento adecuados”, alertó el máximo representante de la ONU.

“Además, muchas de las enfermedades más graves en el mundo en desarrollo están directamente relacionadas con el agua potable insegura, el saneamiento deficiente y las prácticas de higiene insuficientes”, recalcó.

“En medio de ese difícil escenario, el cambio climático constituye una amenaza importante”, resaltó Guterres.

“Sin una gestión efectiva de los recursos hídricos, corremos el riesgo de intensificar las disputas entre las comunidades y los sectores e incluso aumentar las tensiones entre las naciones”, subrayó.

Aunque existen soluciones y nuevas tecnologías en preparación dirigidas a mejorar la forma de administrar el agua, a menudo esas opciones son inasequibles para quienes más las necesitan, perpetuando la inequidad dentro y entre los países, apuntó.

En ese sentido, dijo, el lanzamiento de la Década de Acción del Agua para el Desarrollo Sostenible, aparece como un llamado de atención global.
lma/ifb

Deja tu comentario