Republicanos mantienen voto sobre migración para próxima semana

Washington, 22 jun (PL) Representantes republicanos prevén votar la semana próxima un proyecto moderado sobre inmigración, pese a que el presidente estadounidense, Donald Trump, llamó hoy a frenar ese tema hasta después de las elecciones de noviembre.
“Los republicanos deberían dejar de perder su tiempo en inmigración hasta después de que elijamos a más senadores y congresistas en noviembre”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, luego del fracaso ayer de una propuesta legislativa en la materia.
A pesar de tal comentario, el líder de la mayoría en la Cámara baja, Kevin McCarthy, confirmó este viernes que la iniciativa concertada entre legisladores conservadores y moderados debe llevarse al pleno antes de que tomen el receso por el 4 de julio, Día de la Independencia en este país.
“Tuvimos una conferencia muy productiva anoche, trabajaremos durante el fin de semana y veremos ese proyecto de ley en la sala la próxima semana”, declaró a los medios sobre la propuesta que inicialmente debía haberse votado ayer.
A su vez, el representante Steve Scalise manifestó que sigue confiado en que Trump firmará la ley si logra pasar por ambas cámaras.
Según el congresista, el presidente está comprometido a solucionar el problema del tema migratorio, pero se siente frustrado por la falta de apoyo demócrata a las medidas respaldadas por los republicanos.
A decir de Scalise, cree que con tuits como los de esta mañana lo que Trump quiere es expresar su frustración porque los demócratas no están dispuestos a trabajar con nadie para votar por una solución legislativa.
Tal comentario se asemeja a palabras del propio mandatario, quien con frecuencia acusa a la fuerza azul de obstruccionista y de no desear sentarse a la mesa de negociación, a pesar de que los dos proyectos manejados hasta el momento fueron elaborados por los republicanos en solitario para evitar una opción bipartidista.
De acuerdo con el liderazgo de la formación azul, los republicanos no se han esforzado por presentar una legislación concertada entre ambas partes que potencialmente pueda llegar al escritorio del presidente.
La votación de la semana próxima se producirá después de que fallara ayer un proyecto de inmigración de línea dura presentado en la Cámara de Representantes, donde recibió 193 votos a favor y 231 en contra.
El diseño de la propuesta moderada incluye un camino a la ciudadanía para los jóvenes inmigrantes indocumentados traídos a este país durante su niñez, que estaban protegidos bajo el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia eliminado por Trump.
A cambio de ese beneficio se deberá aprobar un presupuesto de 25 mil millones de dólares para destinarlos al polémico muro que el jefe de la Casa Blanca desea construir en la frontera con México, entre otros aspectos.

Deja tu comentario