Van Gogh: Sinfonía de Girasoles

La Habana, 3 sep (PL) En el verano de 1888, en agosto, Vicent Van Gogh confesó en una carta a su hermano Theo sentirse tan entusiasmado, a tal punto que aquella condición parecería algo inusual en el ánimo y el carácter del artista holandés. De cualquier manera, esa gracia del espíritu, acrecentada tal vez por el clima y los colores que encontraba cada día de su estancia en Arles, en el sur de Francia, lo impulsó a crear la serie de óleos más reconocida de toda su impronta. “Lo que…

Leer mas