La emoción de los regalos de los Reyes Magos

“Ahí va el diablo, ahí va el diablo”, “llévelo, llévelo barato”, son algunas de las frases que se escuchan en los pasillos de la calle Joaquín Herrera, en el barrio bravo de Tepito, que abarrotados de juguetes reciben cada año en esta temporada a cardúmenes interminables de Reyes Magos que buscan el mejor precio. Las vendedoras, con cangurera a la cintura y a grito pelado, los organizan: a la derecha para entrar, a la izquierda para salir; “no se amontonen, para todos hay, dejen pasar a los diablos”, interpelan a…

Leer mas