Píldora contra el envejecimiento a la vista

Por Ana Laura Arbesú

La Habana, (PL) Una nueva píldora para revertir el proceso de envejecimiento se ensaya en laboratorio, con resultados positivos en estudios de la farmacología experimental en ratones.
Por el momento la comunidad científica ha logrado revertir el envejecimiento y lograr aumentar la esperanza de vida con hábitos saludables, con una alimentación adecuada y la práctica de ejercicios.
Sin embargo, un equipo de investigadores australianos pretende ir más allá en la búsqueda de soluciones, y pondrán en marcha dentro de seis meses un estudio centrado en un fármaco, cuyo mecanismo de acción logra revertir el hasta ahora inevitable proceso de la vejez.
Los investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney, identificaron con anterioridad un paso crítico en el proceso molecular que permite a las células reparar el ADN dañado.
Y como documentan su métodos de la farmacología experimental en sus los primeros ensayos en ratones, es posible un tratamiento para ese deterioro,  causado por la presencia de células viejas y la radiación.
En un artículo publicado en la prestigiosa revista Science, explicaron la capacidad innata de las células humanas para reparar el deterioro del ADN, en especial el de la piel, lo cual sucede cada vez que nos exponemos al sol. Pero, subrayan, su capacidad para hacerlo disminuye a medida que envejecemos.
El metabolito NAD +,  presente  de manera natural en cada célula de nuestro cuerpo, tiene un papel clave como regulador en las interacciones proteína-proteína que controlan la reparación del ADN.
El tratamiento de los ratones con un precursor NAD +, o “refuerzo”, llamado NMN, logra mejorar la capacidad de sus células para subsanar los daños al ADN provocados por la exposición a la radiación o la vejez.
Las células de los ratones viejos eran indistinguibles de las de los jóvenes después de sólo una semana de tratamiento, destacó David Sinclair, de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, Estados Unidos, autor principal del estudio.
Esto es lo más cercano que estamos a un fármaco antienvejecimiento seguro y eficaz, que está quizás a sólo entre tres y cinco años de estar en el mercado si los ensayos van bien, auguró.
Los resultados preliminares llamó la atención de especialistas de la NASA; volcados en dar solución a las diferentes problemáticas que enfrentan los astronautas, en especial aquellos previstos para una misión a Marte.
Incluso, comentaron, en estadías cortas, experimentan un envejecimiento acelerado por la radiación cósmica, además de que sufren debilidad muscular, pérdida de memoria y otros síntomas cuando regresan.
En un viaje a Marte, la situación sería mucho peor: el cinco por ciento de las células de los astronautas morirían y sus posibilidades de cáncer se acercarían al cien por cien.

Las canas, indicio de los primeros síntomas

La aparición de las primeras canas preocupa a ambos sexos, y puede ser el indicio de la llegada de la vejez.
Sin embargo, en los hombres, además constituye además un  riesgo cardiovascular.
A estas conclusiones llegaron investigadores de la Universidad  egipcia de El Cairo, quienes demostraron una relación directa entre esta decoloración y la salud cardiovascular, hasta el punto de que tener un pelo canoso está asociado a un mayor riesgo  de padecer una enfermedad coronaria, sobre todo en el sexo masculino.
Durante el Congreso EuroPrevent 2017 de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) celebrado hace solo unos días en la ciudad de Málaga, el equipo investigador liderado por  Irini Samuel señaló que el envejecimiento es un factor de riesgo cardiovascular inevitable y lleva asociado signos dermatológicos que podrían ser señales de alerta.
Propias del avance de los años, su aparición es justificada,  sin embargo, no todo el mundo se peina canas a la misma edad, subrayaron los autores.
El proceso de pérdida de pigmentación del pelo comparte mecanismos con la aterosclerosis -esto es, la deposición de placas en las arterias que pueden obstruir el flujo sanguíneo y, por ende, causar un infarto o un ictus-.
Es el caso de una menor capacidad de reparación del ADN celular, del estrés oxidativo, de la inflamación, de los cambios hormonales y de la senescencia celular.

EL ESTUDIO

Los autores se preguntan entonces,  ¿es posible que el pelo canoso sea un marcador de riesgo independiente de la enfermedad cardiovascular?
Para responder a esta pregunta,  analizaron los historiales médicos de 545 varones adultos que se habían sometido a una prueba de imagen o una TAC coronario multicorte- para confirmar o descartar el diagnóstico de enfermedad de las arterias coronarias o arteriopatía coronaria
Los resultados mostraron que tener el cabello canoso -de 3 a 5 puntos- se asocia a un mayor riesgo de padecer la enfermedad de las arterias coronarias. Un riesgo, además, que es independiente de la edad cronológica y de otros factores de riesgo cardiovascular tradicionales caso de la hipertensión arterial, la diabetes, la dislipidemia, el tabaquismo y los antecedentes familiares de arteriopatía coronaria.
Como apuntó Samuel, la aterosclerosis y la decoloración capilar se producen a través de vías biológicas comunes y la incidencia de ambas aumenta con la edad.
Y en este contexto, nuestros resultados sugieren que, con independencia de la edad cronológica, el pelo canoso es un indicador de la edad biológica y podría ser un signo de alarma de un mayor riesgo cardiovascular, puntualizó.
Aconsejó a la par, que los pacientes asintomáticos con alto riesgo de enfermedad del corazón deben hacerse chequeos regulares para evitar eventos cardiacos tempranos iniciando la terapia preventiva.

Deja tu comentario