Unas 450 mil personas necesitarán ayuda por desastre en Texas, EE.UU.

Washington, 28 ago (PL) Unas 30 mil personas buscarán refugio y 450 mil necesitarán asistencia por desastre en el estado norteamericano de Texas, según datos preliminares sobre el impacto de la tormenta tropical Harvey, que hoy continúa golpeando el territorio.
Este es un acontecimiento histórico para Texas, que nunca ha visto un evento como este, expresó el administrador de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long, quien admitió que Harvey presenta una situación dinámica y los estimados van a cambiar cada 30 minutos.
Durante una conferencia de prensa el funcionario sostuvo que 50 condados del estado están afectados por las inundaciones y que una enorme cantidad de lluvia se prevé para el suroeste de Luisiana.    Hasta el momento varias localidades ya recibieron más de 300 milímetros de lluvia, y los meteorólogos dicen que las precipitaciones no darán un respiro  hasta el final de esta semana.
De acuerdo con la cadena CNN, alrededor de 13 millones de personas están bajo vigilancia y avisos de inundaciones que se extienden desde Corpus Christi, Texas, hasta Nueva Orleans, Luisiana.
“Las inundaciones catastróficas que amenazan la vida” continúan en el sureste del primero de esos territorios, donde bandas de tormenta han estado golpeando repetidamente las mismas áreas.
Se pronostica que en los días venideros Harvey volverá al Golfo de México y recuperará algo de fuerza antes de regresar a Galveston y otra vez a Houston, indicó la meteoróloga de la televisora Karen Maginnis, que previó al menos cuatro días más de lluvia.
Hasta 635 milímetros podrían caer hasta el viernes en la parte superior de la costa de Texas, mientras que “los totales de tormentas aisladas pueden llegar a mil 200 milímetros sobre la costa del Texas, incluyendo el área metropolitana de Houston Galveston”, según el servicio meteorológico.
En la mañana de este lunes el Cuerpo de Ingenieros del Ejército comenzó la liberación controlada de agua de las represas Addicks y Barker en la ciudad de Galveston, luego de que los niveles de agua comenzaron a aumentar rápidamente.
Jeff Linder, meteorólogo del Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris, informó que esa acción se realizó de forma adelantada por el acelerado ascenso de los niveles de la presa.
El alcalde de Houston, Sylvester Turner, advirtió que el número 911 de emergencia en Houston, la cuarta ciudad más poblada del país, ha recibido dos mil llamadas de rescate.
Harvey, que tocó tierra el viernes por la noche como un huracán de categoría cuatro, provocó inundaciones devastadoras en Houston el domingo y el aumento del agua llevó a miles de personas a los tejados o a tierras más altas.

Deja tu comentario