Cien días sin Gobierno en Alemania

Berlín, 2 ene (PL) La canciller alemana, Angela Merkel, cumple hoy 100 días al frente de su Ejecutivo en funciones, mientras espera retomar las conversaciones para formar una gran coalición de Gobierno con los socialdemócratas.
Según un comunicado divulgado este martes, Merkel advirtió en su mensaje de Año Nuevo que la nación no puede permitirse seguir por tiempo indefinido en esa situación, pues “el mundo no espera por nosotros”.
El documento precisó que el próximo fin de semana empezarán las negociaciones, tras el fracaso de un intento inicial para llegar a un acuerdo con liberales y verdes.
Este miércoles, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) de Horst Seehofer, y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz, prepararán la reunión del domingo, con el primer “sondeo” formal.
En su discurso navideño, el presidente germano, Frank-Walter Steinmeier, aseveró que “vivimos en unos tiempos donde nos enfrentamos constantemente con lo inesperado y eso provoca inseguridad. Pero siempre habrá razones para sentirse seguros”.
Asimismo, agregó que el Estado funciona de acuerdo a lo previsto en la constitución, lo cual debe ser motivo de tranquilidad, aunque reconoció la actual incertidumbre de muchos ciudadanos.
En este escenario, Merkel y Schulz prepararon los 14 bloques temáticos que dividen la primera parte de las discusiones y establecieron otro capítulo para estudiar “la forma de trabajo del Gobierno y de los grupos parlamentarios”.
Para los analistas, este último punto es fundamental, pues indica que en ese periodo se va a estudiar el formato de la nueva dirección y, como consecuencia, se podrán confrontar las diferentes visiones existentes.
Una vez más, Merkel reafirmó su objetivo de formar una gran coalición de Gobierno con los socialdemócratas, basada en un pacto que aclare desde el principio los grandes proyectos para aprobar en la legislatura.
Por su parte, el SPD no está de acuerdo con este método, porque considera que daña su perfil, lastra su actuación en las urnas y le impide renovarse.
El partido de Schulz planteó en las últimas semanas varias fórmulas alternativas para dar estabilidad a un Gobierno encabezado por Merkel, pero con mayor flexibilidad hacia los socialdemócratas.
Si la reunión concluye con un acuerdo y los partidos implicados lo aceptan en el congreso extraordinario convocado para el 21 de enero, comenzará entonces la segunda ronda de las negociaciones.

Deja tu comentario