México prefiere negociar, pero responderá proporcionalmente a EE.UU.

México, 6 jun (PL) Ante la disyuntiva de una guerra de aranceles con Estados Unidos y el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México prefiere hoy dialogar y negociar, pero también responderá de manera proporcional a su vecino del norte.
Así se desprende de la aplicación de aranceles que van del 15 al 25 por ciento con que serán gravados productos metálicos y agrícolas que México importa desde EE.UU., en respuesta a las tarifas que desde el 1 de junio el gobierno de Donald Trump impuso al acero y aluminio mexicanos.
Planchas metálicas, carne de cerdo, manzanas, whiskys, quesos y otros productos estadounidenses están en un amplio listado publicado en el Diario Oficial de la Federación, los cuales tienen impuestos desde hoy.
A su vez el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, dijo en conferencia de prensa que su país se apegará al estado de derecho comercial internacional.
El lunes el gobierno mexicano informó que se sumó a la decisión de Canadá y de la Unión Europea de presentar ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) la controversia con Washington por la aplicación de aranceles al acero y el aluminio.
El vocero gubernamental subrayó la vocación de la administración del presidente Peña Nieto por el diálogo y la negociación, aunque enfatizó también que habrá respuesta proporcional al daño que se le inflija al país.
Sánchez aseveró que los negociadores mexicanos “saben lo que están haciendo” y conocen cómo manejar este tipo de crisis, la cual se suma a las tribulaciones y sombríos augurios para el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).
En particular cuando el presidente Trump habla ahora de dos tratados por separado, uno con Canadá y otro con México, con aquello de divide y vencerás.

Deja tu comentario