“Puentes”, de la radio al podcast

El formato permite una narrativa sin límites de tiempo, contenido ni formatos, esto fue lo que atrajo a “El Golfo”, “Ruzo” y a Julio Martínez para crear esta plataforma de podcast

Perla Velázquez).- ¿Cómo escuchas música? ¿Aún descargas discos para después cargarlos al celular, iPod o un reproductor? ¿Cuándo fue la última vez que encendiste la radio? ¿Una estación en especial? ¿Para qué lo hiciste: escuchar música o un programa? La radio es ese aparato que aún te permite imaginar mundos y a las personas que habitan en ellos; quienes están detrás del micrófono te dejan elegir cómo son físicamente. Eso es parte de la magia que se dispersa en cada estación que se sintoniza.

Evaristo Corona sabe que cuando se quiere algo se trabaja para conseguirlo. Durante quince años, “El golfo”, como es conocido, narró mundos distintos: primero en Radioactivo, después en Órbita y finalmente en Reactor, estación que abandonó en 2014, mismo año en el que, de la mano de Julio Martínez Ríos y Andrés Vargas “Ruzo”, emprendió Puentes.

“Surgió de la inquietud de hablar de otros temas. Con Julio y ‘Ruzo’ coincidí en la radio pública y en algún momento determinado nos dimos cuenta de que teníamos otras inquietudes, además de que nuestro ciclo ya había llegado a su fin allí. Por eso, nos planteamos la idea de poder platicar de forma mucho más profunda acerca de otros temas y de otros contenidos.”

“El Golfo” está sentado en una de las cabinas de grabación. Su rostro asemeja felicidad y quién no estaría orgulloso de lo que ha logrado en cuatro años. Es aquí, en las oficinas de Puentes, en donde explica que él en la radio pública se dedicó a hablar de música, con artistas y con músicos, pero “de manera superficial y ahí entendí que el podcast era un buen medio para poder entregarle a la gente contenidos más profundos sin limitantes como el tiempo”.

Puentes es una plataforma de podcast, que actualmente cuenta con 35 programas bajo demanda y uno en vivo, que lo conducen Golfo y Ruzo todos los viernes. En este abanico de posibilidades, los escuchas pueden elegir entre temáticas que van desde el basquetbol hasta la ciencia, libros, cine, la Ciudad de México o simplemente de música.

“Con mis compañeros empezamos a evaluar qué temas nos interesaban y entendimos que hay muchas cosas que están relacionadas entre sí y de las cuales queríamos presentar programas como teatro, literatura o temas que son menos tratados como Star Wars y los Simpson, que si bien son parte del tema cultural que existe, vimos que no había programas en ningún lado que estuviesen dedicados a estos nichos muy importantes”.

Para Evaristo, Puentes es una oportunidad para hacer llegar a la gente temas que están en la palestra, pero que suele ser difícil de acercar o a los cuales el público les huye. Es el caso de cómo surgió “Mándarax”, que conducen Leonora Milán y Alejandra Ortiz para explicar, desde su postura como divulgadoras científicas, temas de la vida cotidiana. También, está “Derecho remix”, en donde Miguel Pulido, Ixchel Cisneros y Gonzalo Sánchez de Tagle conversan sobre temas jurídicos, desde un punto de vista serio pero divertido.

“Hemos encontrado personas con quien hablarlos, con quien tratarlos y que los aligeren. No es que nosotros pretendamos educar, pero sí darle a nuestro público herramientas que le creen curiosidad para salir a investigar más sobre los temas y que sean además tratados como nosotros los hacemos: de una forma seria y bien documentada”.

Otro de los programas que está en el catálogo de Puentes se llama “La voz de la calle”, el cual lo trabaja en conjunto con la revista Mi valedor, espacio que abre el micrófono a personas de situación vulnerable: “un programa callejero, hecho por valedores”, dicen en las transmisiones. La idea no es que los conductores cuenten sus historias de vida, “buscamos que ellos aprendan un oficio, mas no presentarlos con problemáticas”. Además, les interesa dar visibilidad a la publicación, quienes ofrecen talleres para que los valedores puedan recuperar habilidades sociales que perdieron y así  reinsertarse en la sociedad.

Este programa sería difícil escucharlo en la radio convencional, dice Evaristo. En Puentes la libertad con la que se manejan les permitió llevarlo a cabo. “Aquí podemos contar historias de forma mucho más extendida y que puedan aportarle no sólo al artista, ni a nuestros invitados la forma de sentir que tiene un programa para ellos, sino también al público. La libertad es básica en todo esto”.

El podcast y su renacimiento

Con el streaming todo, sin él nada. Puentes, asegura el Golfo, cobró fuerza por el streaming. “Cuando vimos las posibilidades que nos marcó fue que decidimos hacer este sitio para los podcasts”. Sin embargo, este tipo de transmisiones ya tenían años en circulación. La historia comienza con un aparato cuya primera versión que salió al mercado está descontinuada: el iPod.

“Era un programa que guardabas en un iPod, que es de donde surge el nombre de podcast, y la podías escuchar cuando tú querías. Con el tiempo, pareció haber caído en una especie de letargo, pero lo que no nos dimos cuenta es que en mercados como Estados Unidos muchas personalidades alternativas encontraron en esta plataforma la libertad para crear un discurso y con el tiempo se creó un nicho importantísimo”, explica Corona.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2001, año en que Steve Jobs presentó la primera edición del iPod, menos del 10% de la población total tenía acceso a internet, la cual se amplió para 2013, cuando el 30% se conectó.

Evaristo dice que este problema de conectividad fue importante para el bajo desarrolló del podcast en nuestro país. “México no se encontraba en la vanguardia tecnológica, pero ahora que hay tantos teléfonos y que empieza a haber una mayor facilidad para tener conexión, sí encontramos un camino directo, para estar en los teléfonos de las personas”.

Actualmente son 71.3 millones los usuarios de internet en México, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2017 (ENDUTIH), que elabora el INEGI. De entre las actividades que más realizan está el obtener información (96.9%), el entretenimiento (91.4%) y el acceso a redes sociales (76.6%). En ese estudio también se reflejó que 17.4 millones de hogares disponen de internet en casa, (50.9% del total nacional).

Las cifras de Puentes confirman este aumento en la conectividad: “la computadora sigue siendo el lugar en donde más nos escuchan las personas, aunque poco a poco hemos visto cómo va creciendo y la gente se va mudando hacia los teléfonos móviles, que es en realidad en donde ahora haces la mayor parte de las cosas”.

Evaristo Corona está seguro de que el podcast solo puede crecer, “es difícil que el mercado desaparezca en el futuro cercano, porque la gente está consumiendo la mayor parte de sus contenidos en línea, ya sea en formatos como el video, el audio. Es como con la lectura, entre más te decían que la gente no estaba interesada en leer comenzaron a aparecer sitios con textos mucho más largos”.

¿La muerte de la radio?

No. “El Golfo” no cree en esta sentencia. Aunque asegura que la radio sí se encuentra “en una crisis muy severa de identidad, porque me parece que no tiene claro hacia dónde va, ni cuáles son las cosas que le atraen al público. La radio musical no sabe si presentar clásicos o únicamente novedades, aunque también le tiene miedo a este campo, entonces terminan haciendo un top musical”.

Puentes lo puedes escuchar de manera gratuita, en diversas plataformas de streaming y en su página oficial, en donde están todos los programas completos, “porque nunca sabes cuándo alguien va a llegar a un programa que hicimos hace tres años y así engancharse con el resto de nuestros títulos”.

Deja tu comentario