Acusadora de juez tiene hasta mañana para testificar: EE.UU.

Washington, 20 sep (PL) Christine Blasey Ford, la mujer que ocupa titulares hoy en Estados Unidos tras acusar de asalto sexual al nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh, tiene hasta mañana para decidir si declarará el lunes ante senadores.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Charles Grassley, envió una carta a las abogadas de Ford en la cual les advirtió que si la denunciante planea discutir sus acusaciones con los legisladores, debe entregar una copia de su testimonio preparado y una biografía antes de las 10:00, hora local, de este viernes.

Grassley dio ese ultimátum después de que las letradas de la mujer dijeron que ella no deseaba testificar en el grupo parlamentario antes de que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) complete una pesquisa sobre sus reclamos.

El republicano citó “las reglas del comité” como justificación para imponer esa fecha límite, y otros miembros de ese partido plantean que le dieron a Ford el tiempo suficiente para responder y le ofrecieron, además, la oportunidad de testificar a puerta cerrada, o de hablar con el personal del comité en California.

La mujer, docente de la Universidad de Palo Alto, en ese estado del oeste, alegó que Kavanaugh intentó desvestirla en una fiesta a inicios de la década de los 80 del pasado siglo, cuando ambos eran adolescentes.

¿Qué pasó?

En el momento en que ella trató de gritar desde un dormitorio a donde fue llevada, su agresor, quien estaba ebrio y reía de manera maniática junto a otro compañero, le tapó la boca, y la víctima temió que la matara inadvertidamente, contó Ford en declaraciones negadas por Kavanaugh.

Ante tal denuncia, y bajo la presión de legisladores demócratas y algunos republicanos, Grassley, propuso celebrar una nueva audiencia el lunes venidero en la que los senadores puedan escuchar tanto a la acusadora como al juez conservador.

De ese modo, se suspendió la votación que los miembros del comité tenían previsto realizar este jueves sobre el nominado por el presidente Donald Trump al máximo tribunal del país, cuya postulación pasará luego al pleno de la Cámara Alta.

Las abogadas de Ford, Debra Katz y Lisa Banks, le enviaron una carta a Grassley en la que manifestaron que su clienta prefiere ver completada una investigación del FBI, porque eso garantizará que los hechos y testigos cruciales en este asunto se evalúen de manera no partidista.

El texto mencionó que, a pesar de recibir “una asombrosa cantidad de apoyo de su comunidad”, Ford también fue “blanco de acoso vicioso e incluso amenazas de muerte” y se vio obligada a abandonar su hogar.

Banks declaró ayer a CNN que su clienta deseaba hablar con el comité, pero no estaba preparada para hacerlo dentro de cuatro o cinco días, tan poco tiempo después de que el caso saliera a la luz pública.

Partido políticos de México:

Refuta Encuentro Social dictamén sobre pérdida de registro


Deja tu comentario