Estados Unidos es responsable por expansión del terrorismo

Orlando Oramas Leon

Toluca, México, 23 sep (PL) Las políticas de Estados Unidos han sido responsables de la proliferación del terrorismo en diversas partes del mundo, afirmó hoy aquí el diputado cubano Fernando González Llort, quien ostenta el título de Héroe en su país.

No es la opinión de cualquiera, pues él, junto a otros cuatro compatriotas, combatieron el terrorismo en EE.UU, y por ello fueron sometidos a un juicio amañado y politizado, que favoreció los intereses de los grupos terroristas anticubanos asentados en Miami y apoyados por varias administraciones estadounidenses.

Los Cinco, como se les conoció internacionalmente, cumplieron largas e injustas condenas, mientras los principales ejecutores de actos violentos contra Cuba gozaban de impunidad.

Fernández Llort, presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), conversó en exclusiva sobre el tema con Prensa Latina, durante un receso de de las sesiones del XXIII Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba, que concluye hoy en la capital mexiquense.

Lucha contra el terrorismo

El terrorismo debe ser combatido por todos, por los gobiernos, los pueblos, dijo.

Y añadió: “Creo que lamentablemente se perdió una gran oportunidad cuando los Estados Unidos fueron víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, lo cual generó toda una simpatía por ese pueblo que la Casa Blanca dilapidó con su respuesta vengativa”.

Enfatizó que lejos de buscar la cooperación internacional y el consenso para combatir el terrorismo por las vías que la comunidad mundial decidiera democráticamente, Washington encabezó una campaña de venganza cuyos resultados vemos hoy con la multiplicación en diversas latitudes de grupos terroristas.

“Han nacido agrupaciones en distintas partes del mundo cual consecuencia de aquella decisión de usa de usar la fuerza, en base a la invasión, la ocupación militar y la destrucción de países como hizo EE.UU. con Afganistán e Irak, enfatizó.

“Fue una oportunidad realmente perdida. Los ataques del 11 de septiembre de 2001 generaron una conciencia internacional sobre este problema que perfectamente hubiera conducido a través de la ONU y otros organismos internacionales a que la comunidad mundial se uniera para combatir el terrorismo”, consideró.

Por el contrario -acotó- ahora vemos actos terroristas en África, en Europa, en todas partes del mundo.
Recordó que en un principio se intentó presentar el asunto como un choque de culturas y religiones.

“No hay que olvidar que el presidente George W. Bush anunció la respuesta de EE.UU. como una cruzada y todos sabemos lo que significaron las cruzadas. Hoy en día es mucho más complejo ese flagelo, pero hay que enfrentarlo y la comunidad internacional se debe unir en ese empeño”.

Cuba, que perdió a más de tres mil de sus ciudadanos y otros dos mil mutilados y con diversas afectaciones por ataques terroristas, no está exenta de ser blanco de agresiones de esa calaña, advirtió mi entrevistado.

El hecho de que hayamos sido capaces de prevenirlos y que en el actual contexto internacional se les haga difícil permitir actuar a las organizaciones terroristas anticubanas de Miami, no quiere decir que éstas no tengan la intención y la mentalidad de actuar contra Cuba, remarcó.

Consideró irónico que se les dejara actuar de la misma manera que antes en un momento en que “supuestamente Estados Unidos está involucrado en un accionar contra el terrorismo en el mundo”.

Pero no olvidemos que los principales terroristas, aun en medio de la campaña militar y publicitaria de EE.UU. contra ese flagelo, estaban residiendo en el sur de la Florida y nadie los molestó.

Orlando Bosch y Luis Posada Carriles murieron sin ser condenados por sus crímenes contra Cuba, incluido el derribo de un avión de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo, en octubre de 1976, concluyó.

En México:

Alertan incontenible robo de gas doméstico en México


Deja tu comentario