Pendiente y preparado Trump para reelección en 2020

Washington, 15 oct (PL) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sopesa hoy la posibilidad de trabajar con los demócratas del Congreso el próximo año, con el objetivo de asegurar importantes logros legislativos antes de su campaña de reelección en 2020.

Tal realidad marcaría un cambio importante en el enfoque del mandatario republicano en el Capitolio, en caso de que los adversarios políticos ganaran la Cámara de Representantes en las elecciones parciales del 6 de noviembre, comentó el diario The Hill.

Si la ola azul (color que identifica al Partido Demócrata) toma el control de la Cámara baja tras los comicios de medio término, Trump no tendrá más remedio que cruzar el pasillo, será una movida necesaria de cara a sus aspiraciones de obtener un segundo periodo presidencial, opinan algunos analistas.

También es probable que la animosidad en Washington aumente de lograr los demócratas mayorías en una o ambas cámaras del Congreso, lo que haría casi quimérico el acuerdo bipartidista, advirtió el propio medio de prensa.

Se arriesga el mandatario estadounidense

El periódico, que hace la cobertura del Legislativo, alertó igualmente que Trump se arriesga además a una reacción violenta de su base republicana si creen que ha ido demasiado lejos al tratar con los del bando contrario.

Funcionarios de la Casa Blanca afirman que iniciaron conversaciones preliminares internamente y con legisladores demócratas sobre áreas en las que podrían trabajar juntos en 2019.

Sin embargo, el jueves pasado Trump dijo en una entrevista en el programa Fox & Friends que sería una “vergüenza” si los demócratas ganaran el control del Congreso, aunque indicó que ello podría abrir la puerta a un acuerdo difícil de lograr para reconstruir las carreteras y puentes de la nación.

“Tenemos muchas cosas, como infraestructura, que ellos quieren y que yo quiero”, apuntó el gobernante, quien a su vez ha tildado a los demócratas de “locos” y “demasiado peligrosos para gobernar” en sus apariciones en mítines de campaña a favor de los candidatos de su partido.

No obstante, algunos de los principales demócratas ya ven a Trump como un potencial aliado. Así lo sugiere el representante por Oregón Peter DeFazio, miembro del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara baja, al comentar que tiene una propuesta “lista para comenzar”.

Los conservadores no se quejarían si Trump trabaja con los demócratas en asuntos como los ahorros para la jubilación o la reforma de las prisiones, pero provocaría una reacción violenta si hace tratos sobre inmigración o el control de armas, estiman otros observadores.

 

Más acerca del polémico gobernante:

El cambio climático ya no es un “engaño chino”: Trump

Deja tu comentario