Insiste gobierno estadounidense con acción unilateral para construir muro

Washington, 6 ene (PL) Funcionarios del gobierno de Estados Unidos defendieron hoy las amenazas del presidente Donald Trump de declarar el estado de emergencia nacional como mecanismo para construir un polémico muro en la frontera con México.

Al ser interrogada sobre las declaraciones realizadas el viernes por Trump, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, afirmó este domingo que es una posibilidad, tras acusar a los demócratas de impedir la aprobación de fondos para la obra.

Trump “está preparado para hacer lo que sea necesario para proteger nuestras fronteras”, expresó Sanders, al defender la postura del mandatario, muy criticada por la oposición, grupos defensores de los  derechos humanos y diversos países.

Mientras, el jefe interino de personal de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, reveló a la televisora CNN que el jefe de Estado ordenó a su gabinete buscar fondos gubernamentales que puedan ser redirigidos hacia la construcción del muro.

“Los presidentes tienen autoridad para defender a la nación”, se limitó a comentar Mulvaney cuando fue interrogado sobre si Trump debería usar los poderes de emergencia para obtener el dinero.

Hace dos días, el gobernante anunció que podría usar esa opción para levantar la valla.    “Podemos declarar una emergencia nacional y construirlo (el muro) muy rápidamente. (…) No lo he hecho, pero quizás lo haga. Pero si podemos hacerlo a través de una negociación, lo vamos a intentar”, apuntó en conferencia de prensa.

Aunque reconoció que la maniobra es legal, el presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Adam Smith, alertó este domingo sobre esa postura.    Aunque es legal. ¿Dónde está la emergencia?, preguntó el dirigente demócrata.

La negativa opositora de aprobar cinco mil millones de dólares para levantar la obra y el rechazo de Trump a firmar una ley de gastos sin esa cantidad llevaron a la paralización parcial del gobierno el 22 de diciembre, que afecta a unos 800 mil empleados.

Deja tu comentario