Acusan plan golpista contra Venezuela

Moscú, 30 ene (PL) El respaldo a Venezuela y a su presidente Nicolás Maduro crece hoy en el mundo ante la arremetida de Estados Unidos y sus aliados, que intentan destruir a la Revolución bolivariana.

En ese sentido, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, denunció que Washington alienta a la oposición venezolana para evitar un diálogo con el gobierno legítimo.

Por ahora todas las iniciativas de mediación chocan contra la categórica negativa de los opositores a buscar algún tipo de diálogo. Vemos como públicamente sus patrocinadores occidentales promueven esa posición, comentó el diplomático ruso.

Mientras, el presidente boliviano, Evo Morales, condenó las nuevas sanciones impuestas por la Casa Blanca para intentar asfixiar económicamente al gobierno de Maduro.

Condenamos la decisión del Departamento de Estado de usurpar el dinero del hermano pueblo de Venezuela para entregarlo a la derecha golpista sometida a sus designios. Con su bloqueo económico y amenazas de intervención militar, EE.UU. atenta contra la paz y estabilidad regional, escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

También el secretario general del Partido Vanguardia Popular de Costa Rica, Humberto Vargas, denunció que en Venezuela está en marcha una nueva modalidad de golpe de Estado.

“Hasta hace poco los golpes los daban los militares, generalmente formados en la llamada Escuela de Asesinos (en referencia a la Escuela de Américas); ahora se han practicado nuevas modalidades. La novedad en los métodos se práctica aunque el elemento generador sigue siendo el mismo: el imperialismo norteamericano’, apuntó Vargas.

Por su parte, grupos de izquierda en Alemania condenaron las agresiones y acciones injerencistas en Venezuela.
Movimientos de solidaridad, agrupaciones de latinoamericanos residentes en territorio alemán y el Partido La Izquierda manifestaron su desacuerdo con la decisión de la canciller Angela Merkel de respaldar las acciones de la Unión Europea (UE) contra el presidente Maduro.

“Condenamos el atentado golpista contra la Venezuela Bolivariana y exigimos la retirada del ultimátum de la UE para que se celebren nuevos comicios en ese país”, señala un comunicado.

A su vez, el ministro español de Relaciones Exteriores, Unión Europea (UE) y Cooperación, Josep Borrell, expresó el rechazo categórico de su nación y el bloque comunitario a una intervención militar en Venezuela.

Estamos radicalmente en contra de cualquier acción de ese tipo en Venezuela. La intervención militar es una expresión maldita en América Latina que nos lleva a tiempos que nadie desea volver, afirmó en Chipre.

Deja tu comentario