Sergio Ramos niega cometer una falta deliberada

Ámsterdam, 14 feb (PL) El futbolista español Sergio Ramos negó hoy cometer una falta deliberada ante el Ajax holandés en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, que le valió una tarjeta amarilla.

“Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta, como tampoco lo hice contra la Roma en mi anterior partido de Champions League…”, dijo el capitán del Real Madrid en su cuenta de Twitter.

Esa falta le valió su tercera amarilla por lo que no podrá disputar el partido de vuelta ante la escuadra holandesa en el Santiago Bernabéu.

Apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos, señaló.

Justo después de que Marco Asensio logró el gol del triunfo del Real Madrid (2-1) a los 89 minutos, Ramos cometió una falta sobre el danés Kasper Dolberg para recibir la cartulina amarilla por parte del colegiado esloveno Damir Skomina.

Ya al concluir el encuentro, el capitán blanco admitió que forzó la tarjeta amarilla.

“Viendo el resultado mentiría si dijera que no la he forzado, es algo que tenía presente y no es por subestimar al rival ni pensar que la eliminatoria se ha pasado, en el fútbol te toca tomar decisiones complicada y lo he decidido así”, aseveró.

De acuerdo con esas declaraciones, Ramos se expondría a dos partidos de sanción siempre y cuando el árbitro recogiera dichas palabras en el acta, si no lo hiciera el defensor únicamente se perdería el choque de vuelta de octavos de final.

La intención del central era quedar limpio de tarjetas para la disputa de los cuartos de final, aunque todavía no esté definida la serie.

“En un partido son muchas tensiones, muchas sensaciones y muchas pulsaciones. Hay que tomar decisiones en segundos. Lo mejor de hoy es el resultado. Lo peor, no poder estar en la vuelta junto a mis compañeros por un lance del juego”, afirmó al concluir el compromiso.

La Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol podría sancionar a Ramos con dos partidos por haber forzado una amarilla, como hizo el año pasado con su compañero Daniel Carvajal.

Ramos completó el miércoles su partido 600 con la camiseta del Real Madrid, un duelo que el equipo blanco ganó con goles del francés Karim Benzema y Asensio.

Deja tu comentario