!¿¿VIVA MÉXICO CUARONES??!!

Silvia González Schiaffini.

En la película “Roma“, galardonada internacionalmente con 166 premios, entre ellos 3 estatuillas Oscar y el León de Oro en Venecia con 7 minutos de aplausos en pie., su director Alfonso Cuarón., plasma un momento de su infancia de manera creíble, con competencia (ethos).

Sin embargo, la respuesta emocional de gran parte de la audiencia (phathos) es de rechazo e incomodidad. Tal vez porque sienten que está fuera del régimen escópico., es decir., fuera de la realidad que socialmente hemos construido.

No es aceptado el hecho de que la protagonista sea la sirvienta en una casa de clase media alta y no la patrona, así como tampoco se acepta que la actriz sea de origen indígena, pues la costumbre de la época es que las actrices que dan vida a indígenas o sirvientas sean de origen criollo/mestizo.

En algunas novelas., se acentúa el hecho., de que éstas sirvientas, siendo pequeñas perdieron ” su clase” porque sus madres., por la pérdida de memoria u otro hecho., las extraviaron, pero luego recuperan su posición social al contraer matrimonio con el hijo de la casa.

Lo extraño de todo es que Roma, versa sobre la vida del director, más no de la actriz Yalitza Aparicio quien interpreta el papel de la sirvienta de nombre Cleo. Sin embargo., una gran parte de la audiencia confunde la obra artística con la vida de la actriz, llegando a opinar que su actuación no era válida porque ella es una sirvienta que hace el papel de sirvienta. Un ejemplo., la cantante Yuri., dijo que si en algún momento fuera oportuno, sería capáz de dejar a sus hijos a su cuidado…

Seguimos encasillando y poniendo estereotipos de acuerdo a nuestros prejuicios. Yalitza Aparicio es licenciada en docencia y esa era su profesión antes de tomar el papel de Cleo.

Otra actriz., Lilia Aragón., expresó que los premios internacionales eran moda de rancho y que no podía opinar de alguien que ni siquiera es actriz….

Una vez más mostramos que como mexicanos, podemos aplaudir el sufrimiento, el aguante pero no el triunfo de una connacional y que todavía tenemos muy arraigado en nuestra psique colectiva el sistema de castas del que nunca se habla pero que está latente, pues inconscientemente no estamos de acuerdo con que una “descastada” haya sido elegida para el papel, lo haya interpretado impecablemente y que haya sido galardonada por esa actuación.

Con ésta película Cuarón ha demostrado su genialidad artística pues coloca el dedo en la llaga y nos ha puesto un espejo donde no es agradable ver la imagen que se refleja., sin embargo., nos hace sentir….y todo cambio va antecedido por una emoción más no por una razón. Y es el arte la mejor manera de transmitir emociones.

Sería magnífico que éstas emociones no queden en rechazo o incomodidad, sino en una crítica autorreflexiva para poder aplaudir, respetar, admirar y apoyar el triunfo de todo mexicano y de ésta manera poder expresar con toda propiedad: ” VIVA MÉXICO CUARONES“.

Deja tu comentario