Sí es posible Hambre Cero, destacó director de la FAO

Roma, 24 jun (Prensa Latina) El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, expresó hoy aquí su convicción de que el Hambre Cero es posible.

El directivo intervino en un panel de alto nivel sobre progresos para eliminar el hambre y la malnutrición en África, realizado en el marco del cuadragésimo primer período de sesiones de la Conferencia de la FAO, el cual se extenderá hasta el próximo viernes.

Al menos 143 millones de personas en 42 países sufren hambre en África, con mayor gravedad en Yemen, República Democrática del Congo, Afganistán, Etiopía, Siria, Sudán, Sudán del Sur y el norte de Nigeria.
Da Silva explicó que después de 2015, justo cuando la ONU decidió no reducir sino erradicar el hambre, contradictoriamente ese flagelo comenzó a aumentar.

Un número creciente de personas aprecian que queda poco tiempo para el 2030, poco más de 10 años, y que la meta Hambre Cero para esa fecha no se va a lograr, expresó.

Pues bien, yo estoy aquí para decirles que sí, que podemos lograrlo, dijo con énfasis a los presentes en la conferencia, entre ellos, ministros de Agricultura de varios países africanos y expertos en el tema.
Recordó que en su país, Brasil “pudimos erradicar el hambre en menos de 10 años, lo cual demuestra que es posible si hay voluntad y compromiso político”, aseveró.

Da Silva formó parte del gabinete del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (del 1 de enero de 2003 al 31 de diciembre de 2010) como ministro extraordinario de Seguridad Alimentaria, y creó y aplicó en la nación suramericana el programa Hambre Cero, que durante ocho años del mandato de Lula sacó de la pobreza a 28 millones de personas.

En su intervención aclaró más adelante que erradicar el hambre a nivel de un país no es lo mismo que hacerlo en el mundo y definió que los conflictos y al cambio climático son los principales culpables de la inseguridad alimentaria que sufren hoy millones de personas.

Los primeros están causados por el hombre, por tanto, “si tenemos la voluntad política necesaria podemos poner fin a esos conflictos”, sentenció.
Relacionó que el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, hace todo lo posible para mantener la paz, porque de hecho esa organización se creó precisamente para que ella prevalezca en todo el mundo; en tanto la FAO igual se esmera con programas y acciones concretas en cumplir con el mandato fundacional de eliminar el hambre.

También, añadió, que el número de estómagos vacíos crece debido al cambio climático y recordó que aprendió con el presidente Lula que “no podemos evitar una sequía, pero si impedir se convierta en hambruna o en desplazamiento de personas”.

Si creamos las políticas adecuadas podemos evitar las consecuencias del cambio climático, y “eso es precisamente lo que está tratando de hacer la FAO”, enfatizó.

Da Silva concluye ocho años como director general de la FAO, cargo para el que fue elegido la víspera con 108 votos a favor de 191 depositados el viceministro de Agricultura de China, Qu Dongyu, quien ejercerá desde el 1 de agosto de 2019 hasta el 31 de julio de 2023.