Investigadoras mexicanas cerca de convertir en degradable el plástico

México, 7 jul (Prensa Latina) Después de 20 años de investigaciones, expertas del Departamento de Alimentos y Biotecnología de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) están hoy cerca de convertir en degradable el plástico.

Las mujeres han logrado desarrollar un método capaz de degradar en semanas el plástico que normalmente tardaría 500 años en desaparecer.

Las académicas iniciaron su investigación hace dos décadas y están en trámite de la patente, dijeron Amelia Farrés González y Carolina Peña, quienes publicaron en Applied Microbiology and Biotechnology su trabajo.

La explicación que dieron a los periodistas para fundamentar su investigación es que los plásticos son materiales poliméricos, moléculas de alto peso que serían como un collar cuyas cuentas corresponderían a unidades repetidas llamadas monómeros y unidas mediante enlaces glicosídicos o éster.

El componente principal de su estructura es el carbono, pero también contienen silicatos, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno y cloro.

Se trabaja con la degradación de los residuos plásticos aplicando tecnología amigable al medio ambiente, es decir, contribuyendo con la economía circular, regresando a la naturaleza las moléculas que conforman los productos para que puedan ser reutilizados, dijo Farrés González.

Esta tecnología, que a la fecha sólo se ha probado en pequeña escala, requerirá más desarrollo y pruebas que tomarán alrededor de cinco años para que pueda estar disponible y ayude a revertir el problema global de la contaminación por plásticos.

Las investigadoras lograron aislar los genes del hongo Aspergillus nidulans (microorganismo fitopatógeno que con frecuencia se encuentra en suelos y frutas), que sirven para producir la enzima cutinasa, para penetrar la cutícula de las plantas e infectarlas, de acuerdo con la casa de estudios.

Estos genes, después de aislarlos los introdujeron en la levadura Pichia pastoris (organismo muy utilizado para producir proteínas recombinantes) con la finalidad de generar cutinasa en mayores cantidades y probar su actividad en la degradación de plásticos.

El método sólo funciona en plásticos que tienen en su formulación química enlaces éster, como lo son el tereftalato de polietileno o pet, el ácido poliláctico y la policaprolactona.

Para ello, los plásticos primero tienen que ser tratados térmica o químicamente, o bien por molienda. Por último, se aplica un proceso de precipitación química y extracción líquido-líquido para recuperar únicamente los monómeros lo cuales pueden volver a utilizarse.

También puede interesarte: Sargazos en el Caribe: causas, temores, beneficios