Tensión por filtración de mensajes de embajador británico en EE.UU.

Londres, 7 jul (Prensa Latina) La publicación de varios mensajes en los que embajador británico en Estados Unidos califica de inepto e incompetente al gobierno del presidente Donald Trump causó hoy un gran revuelo en el Reino Unido.

Según el presidente del Comité Relaciones Exteriores del Parlamento, Tom Tugendhat, la filtración constituye una violación grave de las normas de seguridad, por lo que debe realizarse una investigación para encontrar al responsable, y llevarlo ante la justicia.

Los diplomáticos tienen que poder comunicarse con seguridad, declaró Tugendhat este domingo a la cadena BBC.

El parlamentario conservador defendió, no obstante, al embajador Kim Darroch, al señalar que el trabajo de los diplomáticos del Reino Unido es representar los intereses y los deseos del pueblo británico, y no las sensibilidades de Estados Unidos.

El ministro de Justicia, David Gauke también tomó partido por Darroch, al opinar que es muy importante que los embajadores sean honestos a la hora de informar a su país.

La cancillería británica, por su parte, se limitó a calificar de dañina la filtración publicada por la edición dominical de Daily Mail, aunque no negó la veracidad de los mensajes.    Sus puntos de vista no son necesariamente los puntos de vista de los ministros o del Gobierno. Pero les pagamos para que sean franco, afirmó un vocero del ministerio de Relaciones Exteriores.

El líder del Partido del Brexit, el ultraconservador Nigel Farage, consideró, sin embargo, que el diplomático debe ser sustituido de inmediato.

Kim Darroch es totalmente inadecuado para el trabajo, y cuanto antes se haya ido, mejor, escribió Farage en su cuenta de Twitter.

Los memorandos publicados por el Daily Mail, y que abarcan desde 2017 hasta la actualidad, describen los conflictos internos de la Casa Blanca como “peleas con cuchillo”, y advierten a Londres que la carrera de Trump podría terminar en desgracia.

En otro de los textos atribuidos al embajador británico, Darroch dice que no cree que la administración estadounidense se vaya a volver menos disfuncional, menos impredecible, menos dividida y menos diplomáticamente torpe e inepta.

Aunque la Casa Blanca aún no se ha pronunciado al respecto, los comentarios del representante del gobierno británico en Washington podrían poner a prueba la llamada “relación especial” entre Estados Unidos y el Reino Unido, sobre todo ahora que la antigua metrópoli se prepara para abandonar la Unión Europea, y firmar un tratado comercial con su excolonia.

Noticias internacionales: Trump defiende centros fronterizos de detención en medio de denuncias