Envía Londres a Bruselas nuevo litigante del Brexit con la UE

Bruselas, 31 jul (Prensa Latina) El nuevo negociador británico para la polémica salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), David Frost, sostendrá conversaciones hoy y mañana en esta ciudad con altos funcionarios comunitarios.

Según trascendidos, Frost llega a Bruselas para trasladar de manera oficial a los cargos clave de la Comisión Europea el mensaje del primer ministro, Boris Johnson, de que el “Reino Unido saldrá de la UE el 31 de octubre, con independencia de las circunstancias”.

Desde el Ejecutivo comunitario han confirmado que Frost se reunirá en los próximos días con Clara Mártinez Alberola, jefa de gabinete del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

También sostendrá encuentros con la secretaria general en funciones de la Comisión Europea, Ilze Junhansone, y con la directora del equipo negociador del Brexit de la UE, Stephanie Riso.

La portavoz de la Comisión Europea, Annika Breidthardt, ha enmarcado las reuniones como un primer contacto con el nuevo representante británico en las negociaciones del Brexit.

“Es una reunión sobre esta base”, se limitó a responder en rueda de prensa, al ser preguntada si los contactos servirán para negociar.

Juncker le trasladó a Johnson que el Tratado de Retirada acordado con su antecesora, Theresa May, “es el mejor y único posible”, pero que siguen dispuestos a modificar la Declaración Política acordada igualmente entre las partes.

Aclaró que lo harían para sentar las bases de la cooperación futura tras el Brexit y para “analizar cualquier idea planteada por Reino Unido, siempre que sean compatibles con el Acuerdo de Retirada”.

El nuevo Premier británico, por su parte, advirtió a Juncker que para “lograr un acuerdo” es necesario “abolir”  el mecanismo de salvaguardia para evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Johnson recordó que el Tratado de Retirada “ha sido rechazado tres veces por el Parlamento y no será aprobado en su redacción actual”, según la oficina del portavoz del Gobierno británico.

El bloque comunitario se mantuvo firme en su apoyo a la República de Irlanda durante la negociación del acuerdo de salida de la UE y ha dejado claro que evitar el regreso de una frontera rígida en la isla es una prioridad innegociable.

Según expertos, el Ejecutivo europeo asume ya como una realidad que el Reino Unido se va de la UE el 31 de octubre, aunque la nueva presidenta electa, Ursula von der Leyen, abrió la puerta a un nuevo aplazamiento del Brexit si hay “una buena razón” para ello.