Jesús Briones, un auténtico vendedor de colchones

Brenda Trujillo

Este fin de semana se entrevistó a Jesús Briones Meza, vendedor de “La Bodega del Colchón”, desde hace 10 años. Él compartió su trayectoria en las ventas y como desempeña su labor en la empresa de los colchones, la cual tiene 8 sucursales y radican en la ciudad de Puebla.

Briones Meza, también llamado por sus compañeros “Don Chuy”, posee el talento de convencer al cliente, de frente a frente, a lo largo de su vida ha estudiado y practicado diversas técnicas que le han permitido ofrecer un excelente servicio al cliente. De hecho, dentro de su empresa se destaca porque es uno de los vendedores con mayor experiencia y aptitudes.

La competencia se vuelve cada día más potente, los precios se disparan y a veces la economía se encuentra en una situación crítica. Pese a esta desventaja, Jesús no se desanima. Detrás de cámaras él contó que no pierde la esperanza, pone arduo esmero y se prepara psicológicamente para ofrecer la mejor atención a todas las personas que visiten su tienda.

“Yo sí vendo, cuando la venta es muy mala aunque sea un colchón por día, si frecuentemente vendiera un sólo colchón por día no la armaría”, fueron las palabras del entrevistado, cuando relató que en las últimas semana la venta ha bajado, debido a la compra de útiles escolares para los hijos en este regreso a clases.

“El vendedor más grande del mundo” del autor Og Mandino es un libro que detonó la transformación de “Don Chuy” y amplió su visión para el mundo de las ventas.

Cualquier podría pensar que lo que Jesús vende es un producto más entre miles, que son necesarios y que es muy fácil la cotización, pero hasta para vender colchones se requiere de arte, suspicacia y carisma, cualidades de las que no carece el negociador de “La Bodega del Colchón”.