La tecnología, arma para luchar contra la desigualdad social

Starpus es un grupo que pretende combatir la desigualdad social y económica, utilizando la tecnología como herramienta que derrama cientos de millones de dólares entre jóvenes universitarios de todo el mundo. Es un esfuerzo que iniciaron empresas privadas e impulsaron organismos como Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el G7 y la OCDE.

Alcance en la Ciudad de México

En Mexico las startups tomaron forma de Hackaton y el gobierno de Claudia Sheinbaum junto con GINgroup de Raúl Beyruti y una docena de empresas comenzaron este proyecto que este domingo premia a 40 nuevos talentos mexicanos.

Los jóvenes son un sector importante en la sociedad, son el futuro que aguarda a todas las naciones, y necesitan ser bien instruidos para poder arrojar buenos resultados en todos los rubros, pero especialmente para brindar mejores oportunidades económicas, ya que hay zonas marginadas que se encuentran en condiciones deporables.

Se identificaron cuatro proyectos: Innovación Social (turismo inteligente y manejo de residuos y reciclaje); Movilidad (transporte social y accesibilidad); Formación de Talento (regularización y registro de trabajadores domésticos y plataforma de reclutamiento masivo); e Inclusión Financiera Tecnológica (medios de pago alternativos al efectivo y ahorro, educación financiera y finanzas personales).

Y es que en la reunión de los siete líderes más desarrollados del planeta realizada en agosto pasado, se presentó la iniciativa de Negocios para el Crecimiento Inclusivo (B4IG), que creó el compromiso de 34 transnacionales y los gobiernos para luchar contra la desigualdad social y económica.

En este marco, es que los líderes empresariales y los responsables de formular políticas públicas estimularán la creación de startups y apoyar a los jóvenes a que desarrollen propuestas que impacten la pobreza y calidad de vida.

A este evento se inscribieron mil 673 participantes representando a 28 estados del país, de los que 54 por ciento son de la CDMX, seguido del Estado de México con el 18 por ciento.

El perfil de los participantes es 44 por ciento tecnológico, 29 por ciento emprendimiento, 12 por ciento técnico, 10 por ciento comercial y 5 por ciento diseño. La mayoría de ellos cuentan entre los 18 y 40 años.

Fueron más de 500 proyectos que se evaluaron en la etapa virtual en donde los participantes tuvieron acceso a contenidos de capacitación.

Un grupo de evaluadores expertos calificó el trabajo realizado y en función de las calificaciones promediadas se eligieron a los 20 equipos finalistas.

Hay que destacar que la iniciativa contó con la alianza del BID, Oracle, Plenumsoft, Amexcap, Startup México, Grupo Salinas, Colegio Justo Sierra, Concanaco Servytur, Concamin y AMSDE, entre otros.