Dialogan Trump y Cuomo sobre pruebas para diagnosticar la Covid-19

Washington, 21 abr (Prensa Latina) El presidente estadounidense, Donald Trump, y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, conversaron hoy en la Casa Blanca sobre la respuesta al coronavirus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19, y la necesidad de incrementar las pruebas de diagnóstico.


El gobernador demócrata, cuyas relaciones con Trump durante la actual emergencia sanitaria han tenido momentos conciliatorios, pero también mucha confrontación, calificó el encuentro de este martes de “funcional” y “productivo” en declaraciones a la cadena de televisión MSNBC.


Cuomo señaló que el principal tema de la reunión fue la capacidad de pruebas para diagnosticar el virus, cuando expertos sugieren que Estados Unidos no debería reabrir de manera segura a menos que durante el próximo mes realice más de tres veces la cantidad de exámenes aplicados actualmente.


Asimismo, indicó que él y el mandatario republicano abordaron cómo separar las responsabilidades y las tareas de los gobiernos estatal y federal en este tema.


El gobernador de Nueva York, el territorio más golpeado por la pandemia en el país, afirmó que los estados deberían regular los laboratorios y determinar dónde se realizan las pruebas, y agregó que también tienen la función de rastrear a los contactos de los contagiados.


Pero consideró que el papel del gobierno federal es hacer que la cadena de suministros funcione para los fabricantes, y sostuvo, además, que su objetivo es duplicar las pruebas que se realizan en Nueva York, de 20 mil a 40 mil cada día.


En algunos momentos durante la actual emergencia sanitaria ambas figuras llegaron a tener palabras de halago hacia sus respectivas gestiones para enfrentar la pandemia, pero también ha sido frecuente el intercambio de críticas.


La pasada semana, Cuomo manifestó que el presidente había respondido a las solicitudes del estado en medio de la pandemia, pero posteriormente recriminó al mandatario cuando Trump dijo que, como presidente, tenía autoridad total a la hora de decidir cuándo debían reabrir los territorios del país.


A raíz de ese pronunciamiento del jefe de la Casa Blanca, que fue condenado por muchas voces, dada la autoridad de los gobernadores sobre sus respectivos estados, Coumo calificó las palabras de Trump de ofensivas e ignorantes, y añadió que Estados Unidos tenía un presidente, no un rey.


En tanto, el viernes, después de que el gobernador lamentó la falta de asistencia federal para aumentar las pruebas que detectan el coronavirus, Trump tuiteó que Cuomo “debería pasar más tiempo haciendo y menos tiempo quejándose”, aun cuando muchas otras voces han remarcado la necesidad de incrementar los diagnósticos.


Según datos de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos registra más de 823 mil contagiados y casi 45 mil muertes por el coronavirus, y de esos totales, 258 mil casos y 19 mil 100 decesos corresponden a Nueva York.