Exhorta Evo Morales a proteger semillas nativas de Bolivia

La Paz, 22 may (Prensa Latina) El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019) instó hoy a los sectores implicados en la conservación de la biodiversidad del país a alcanzar un acuerdo para proteger las semillas nativas.


En el contexto del Día de la Diversidad Biológica expresó desde Argentina donde se encuentra en condición de refugiado que “los  ecosistemas y formas de vida están amenazados por la acción humana como la autorización en Bolivia para uso de semillas transgénicas en cultivos de maíz, trigo y caña de azúcar.


La manifestación del líder indígena tiene lugar en un escenario en su país marcado por una nueva polémica originada por el anuncio  del decreto supremo 4232 el cual permite la utilización de semillas transgénicas en los cultivos de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soja en esta nación suramericana.


La medida se fundamenta en la necesidad de obtener alimentos más rápidamente y con rendimientos superiores ante el contexto actual de emergencia sanitaria provocado por la pandemia de la Covid-19.


De acuerdo con numerosas denuncias, el decreto contraviene el artículo 24 de la Ley de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien que prohíbe “la introducción, producción, uso, liberación al medio y comercialización de semillas genéticamente modificadas” en todo el territorio.


El Movimiento Agroecológico Boliviano, conformado por 38 instituciones, colectivos y organizaciones de productores; la organización Productividad Biosfera y Medio Ambiente y la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia rechazan la normativa y cuestionan la gobierno por su aprobación.


Aunque la normativa afecta a varios cultivos, el maíz sufriría los mayores impactos negativos por ser parte de la cultura boliviana.


El Estado Plurinacional de Bolivia alberga un amplio patrimonio biológico y cultural y las variedades nativas de maíz son una de las expresiones más paradigmáticas de esta riqueza.


Cuenta con 77 complejos raciales de maíz distribuidos en todos los departamentos y ocupan un amplio rango de ecosistemas ubicados desde los 150 hasta los tres mil 800 metros sobre el nivel del mar.


Esta diversidad resulta de procesos de interacción biológica y social desde épocas ancestrales y se materializan en las dinámicas alimentarias, económicas y culturales de los sistemas de vida.


A lo largo de la historia, el maíz y los pueblos indígenas y campesinos han mantenido una relación muy estrecha, lo que los ha convertido en guardianes de una asombrosa riqueza genética de gran relevancia.


Los 77 complejos raciales de maíz en Bolivia supera al reportado por México (69 razas), Perú (66) y Argentina (47).


Blanco yungueño; CambaCanario; Cubano, Cuzco, Duro beniano, Enano Harinoso ocho hileras, Huaca songo, Perla primitivo de los llanos, Perola Pisankalla, son los nombres de algunas razas de maíz boliviano.