Asesinan a afroamericano en EE.UU. genera rechazo en ONU

Naciones Unidas, 28 may (Prensa Latina) El asesinato del afroamericano George Floyd a manos de la policía de Estados Unidos genera también rechazo en ONU, como expresó la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.


Este es el último de una larga lista de asesinatos de afroamericanos desarmados debido al proceder de agentes de la policía y miembros de las fuerzas públicas norteamericanas, señaló la representante de Naciones Unidas.


Bachelet mostró su consternación por “tener que añadir el nombre de George Floyd al de Breonna Taylor, Eric Garner, Michael Brown y muchos otros afroamericanos desarmados que han muerto a manos de la policía durante los últimos años, así como personas como Ahmaud Arbery y Trayvon Martin que fueron asesinados por agentes públicos armados”.


La alta comisionada emplazó a las autoridades estadounidenses a tomar medidas serias para detener esos asesinatos y garantizar que se imparta justicia cuando se produzcan tales abusos.


En ese sentido, dijo, urge cambiar los procedimientos, establecer sistemas de prevención y, sobre todo, lograr que los agentes de policía que hacen uso excesivo de la fuerza sean procesados y condenados por los delitos cometidos.


También debe examinarse a fondo, reconocerse adecuadamente y abordarse el papel que juega en esas muertes la discriminación racial arraigada y generalizada, añadió.


En el pasado, recordó Bachelet, en Estados Unidos acabaron justificando asesinatos “por motivos cuestionables” o que se resolvieron mediante medidas administrativas.


Según reportes de prensa, el Departamento de Policía de la ciudad estadounidense de Minneapolis atribuye la muerte de Floyd el pasado lunes a un incidente médico.


Pero el hecho real fue grabado y en el se puede ver cómo un agente policial al inmovilizarlo durante su arresto, le comprimió el cuello a Floyd con una de sus rodillas.


La difusión del video ha generado una ola de protestas en Minneapolis y un fuerte rechazo dentro y fuera de Estados Unidos.