Ataca Pompeo a Corte Penal por investigar posibles crímenes de EE.UU.

Washington, 1 jun (Prensa Latina) El secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, manifestó hoy que su país emprenderá una acción inminente contra la Corte Penal Internacional (CPI), la cual investiga presuntos crímenes de guerra del personal estadounidense en Afganistán.


Según el jefe de la diplomacia, está muy preocupado por la pesquisa que fue autorizada en marzo pasado por el tribunal con sede en La Haya, Países Bajos, la cual se enfoca en posibles atrocidades cometidas por militares y agentes de inteligencia estadounidenses y afganos, y por el Talibán.


Verán en los próximos días una serie de anuncios no solo del Departamento de Estado, sino de todo el gobierno de Estados Unidos, que intentan rechazar lo que la CPI está haciendo, expresó Pompeo en una entrevista con el podcast ¿Qué demonios está pasando?, de un grupo de tendencia conservadora.


Cuando la CPI autorizó la investigación hace tres meses, el secretario de Estado recordó que su nación no es una parte que reconozca la jurisdicción del tribunal.


Este lunes, en tanto, afirmó que la corte se ha corrompido, y que intenta atacar a los “hombres y mujeres jóvenes de Estados Unidos de América que lucharon tan duro…bajo el imperio de la ley en la nación más civilizada del mundo”, según citó la publicación Politico.


Los funcionarios del tribunal piensan que la CPI debería poder transportar a estos hombres y mujeres jóvenes. Nunca dejaremos que eso suceda. Estamos trabajando en muchos frentes para evitar que suceda, añadió.


Tales pronunciamientos del jefe de la diplomacia norteamericana están en correspondencia con los ataques del presidente Donald Trump y otras altas figuras de su administración contra las organizaciones intergubernamentales y otros organismos, mientras promueven la política de “Estados Unidos primero”.


De acuerdo con Politico, los republicanos han sido escépticos con la CPI, en particular.


“La administración de George W. Bush (2001-2009), por ejemplo, rechazó al tribunal por completo y trabajó para organizar acuerdos de inmunidad bilaterales con países para proteger a las fuerzas estadounidenses del enjuiciamiento”, señala la publicación.


Fue bajo el gobierno de ese presidente que Estados Unidos dio inicio a la guerra de Afganistán, y fue también durante su mandato que Washington retiró, en 2002, su firma del Estatuto de Roma, el instrumento mediante el cual se constituyó la CPI.


John Bolton, exasesor de seguridad nacional de Trump, dijo en septiembre de 2018 que la nación norteña no cooperará con el tribunal, no le brindará asistencia ni se unirá a él. “Dejaremos que la CPI muera por sí sola. Después de todo, para todos los efectos, la CPI ya está muerta para nosotros”.