Reclama el Caribe multilateralismo frente a crisis de covid-19

Bridgetown, 3 jun (PL) La Comunidad del Caribe (Caricom) subrayó hoy la necesidad del multilateralismo y de una respuesta global para la recuperación de los países tras la pandemia de la covid-19.


Al intervenir en una cumbre virtual de la Organización de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (Oacps), la titular de ese grupo regional y primera ministra de Barbados, Mia Mottley, reclamó una iniciativa de liderazgo global.


Se trata de unir no solo a los gobiernos, sino también a otros factores de influencia. Lo que tiene que cambiar es el comportamiento de las personas, enfatizó.


Para Mottley, “la recuperación del crecimiento económico y el empleo en un país no se puede lograr sin la recuperación o el crecimiento económico en otros países que proporcionan los bienes o, alternativamente, los compran”.


Cuba, uno de los miembros de la (Oacps) fue impedida de participar en la cumbre virtual debido al cierre de su acceso a la plataforma estadounidense ZOOM como parte del bloqueo impuesto por Estados Unidos contra la isla caribeña desde hace casi seis décadas.


El intercambio de los gobernantes tiene lugar bajo el lema “Trascendiendo la pandemia COVID-19: Construyendo resiliencia a través de la solidaridad global”.


La presidenta de Caricom precisó la necesidad de “proteger los intereses de todos” para poder salir de la crisis generada por la pandemia.


Agregó que la recuperación global requiere no dejar atrás a ningún país en el proceso de recuperación y que las herramientas necesarias estén disponibles para todos los países.


Y preguntó si “vamos a actuar como si nuestros intereses fueran satisfechos maximizando las ganancias y acumulando vacunas para las naciones ricas o más poderosas”.


La jefa del gobierno de Barbados recordó que el Caribe es la región del mundo más dependiente del comercio y los viajes, donde el turismo representa alrededor del 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de algunos países y una importante fuente de empleo.


Dijo que la actual situación no puede ser solo “el tema de escuchar cortésmente discursos y súplicas repetitivas a un mundo que aún no nos escucha o no nos ve”.