Niños regalan “pastillas para el alma” a médicos cubanos y peruanos

Chimbote, Perú, 4 jul (Prensa Latina) Un hermoso homenaje infantil conmovió a los profesionales de la salud cubanos y peruanos que combaten juntos a la Covid-19 en esta ciudad portuaria del norte de Perú.


Un maestro llevó al hospital estatal La Caleta el tributo, consistente en un paquete de “pastillas para el alma”, como llamaron sus pequeños alumnos a las cartitas de amor y admiración que dedicaron a quienes llaman sus “héroes de blanco”.


Una de las cartas dice: “Queridos doctores y enfermeras, no crean que están solos en esto, todos nosotros estamos juntos para acabar con esta pandemia y estamos dispuestos a darlo todo”.


“Mi familia y yo los ayudamos quedándonos en casa. Ustedes son nuestros, héroes doctores y enfermeras. Héroes de blanco”, agregó el breve mensaje de amor y admiración del pequeño remitente.


El licenciado Raúl Triana, integrante del grupo de brigadistas cubanos que cooperan en ese hospital, recibió una de las cartas,  cuyo texto y coloridos dibujos lo conmovieron, por lo que la leyó ante sus compañeros de la isla.
Triana relató que todos se emocionaron mucho, en medio de lo difícil de cumplir una misión lejos de sus familias, y la vivencia fue una especie de bálsamo y estímulo para ganarle la guerra al mortal virus.    Prometió además que conservará la pequeña carta de por vida y la mostrará a sus hijos y nietos en Cuba.


El gesto de los niños chimbotanos emocionó también al médico Luis Denny Coca, coordinador del grupo de cubanos que trabajan en La Caleta, parte de los 27 establecidos en Chimbote y de otros 58 repartidos en otras tres ciudades peruanas.


Coca dijo que muchos de los integrantes de la brigada han cumplido similares misiones en países como Venezuela, Angola y Haití pero nunca habían recibido un reconocimiento tan tierno.


“Los niños son personas muy sensibles y siempre dicen la verdad, y eso brinda una satisfacción de sentirte útil, nos da más fuerzas para seguir levantándonos a las cinco de la mañana con mucho frío para llegar hasta el Hospital La Caleta a atender a nuestros pacientes”, manifestó.