Gobierno de España inicia negociación de plan europeo post Covid-19

Madrid, 5 jul (Prensa Latina) El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, iniciará mañana con el primer ministro portugués, Antonio Costa, la primera de una intensa agenda de contactos para negociar el plan europeo de recuperación tras la Covid-19.


Sánchez y Costa abordarán este lunes en Lisboa la estrategia común que mantendrán en la negociación de la próxima cumbre de la Unión Europea (UE), que debe definir la reconstrucción económica y social del bloque, muy golpeado por el coronavirus SARS-Cov-2.


Según avanzaron hoy diversos medios de comunicación, España, Portugal e Italia defienden una postura similar y apuestan por un plan ambicioso para afrontar la crisis derivada de la Covid-19, la enfermedad que provoca el letal virus.


Los líderes de la UE se reunirán en Bruselas los días 17 y 18 de julio para negociar un paquete de estímulo económico contra los efectos de la pandemia por valor de 750 mil millones de euros, que estará financiado en parte por deuda emitida conjuntamente por el bloque.


Este plan anticrisis se repartiría entre los 27 estados miembros de la Unión mediante subvenciones (medio billón de euros) y préstamos (250 mil millones de euros).


Fue propuesto en mayo pasado por la Comisión Europea (CE, ejecutivo de la UE) y acogido con beneplácito por muchos líderes comunitarios, aunque todavía hay divisiones entre los miembros sobre la proporción de préstamos y transferencias.


Las llamadas naciones “frugales” del norte del club, encabezadas por Países Bajos y conservadores desde el punto de vista fiscal, se resisten a que sus contribuyentes costeen las transferencias a sus socios del sur de Europa.


La CE pretende combinar un presupuesto para los próximos siete años dotado con 1,1 billones de euros, con el citado fondo de recuperación de 750 mil millones.


España, que junto a Italia es uno de los países más afectados por la pandemia en el continente, sería uno de los principales beneficiarios del fondo de recuperación, con unos 140 mil millones de euros entre préstamos y transferencias.


Sánchez necesita esa inyección para afrontar los estragos económicos y sociales de la epidemia y preparar sus presupuestos nacionales de 2021 con ese fin.


De ahí que el presidente del Gobierno español centre su agenda de los próximos días en esta cuestión.


Además de encontrarse con su par luso, el político socialdemócrata se verá el venidero miércoles en Madrid con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.


Más adelante prevé reunirse con sus homólogos de Suecia y Países Bajos, dos de los cuatro “frugales” -junto con Dinamarca y Austria-, reticentes al fondo tal y como lo plantea la CE.