Reprueban a ministro alemán por evitar estudio sobre racismo

Berlín, 7 jul (Prensa Latina) La Asociación de Investigadores Criminales de Alemania (BDK) criticó hoy la negativa del ministro federal del Interior, Horst Seehofer, a que se elabore un estudio independiente sobre el racismo en la Policía.


Esta actitud fue “algo embarazosa” y no concluyente en sí misma, dijo el presidente de BDK, Sebastian Fiedler, en entrevista de prensa.


Seehofer estaba haciendo un “mal servicio” a las autoridades de seguridad al dar la impresión de que había “algo que ocultar”, apuntó.


El Ministerio Federal del Interior declaró el domingo que Seehofer no ve necesidad de un estudio científico sobre el racismo en la policía.


El portavoz del Ministerio, Steve Alter, dijo más tarde que se planeaban otras medidas para luchar contra el extremismo de derecha y el racismo, cuyos resultados deberían esperarse primero.


Por su parte, Fiedler destacó que un estudio independiente sobre el racismo se trataba de ganar la confianza del público en la Policía.


Si un estudio sobre el racismo encontrara problemas en ese cuerpo armado, las propias autoridades policiales tendrían interés en revelar esos problemas y “abordarlos de manera ofensiva”, señaló.


Al contrario, el portavoz del Ministerio Federal del Interior habló de casos individuales del llamado perfilado racial en Alemania, en los que los funcionarios controlan a las personas únicamente sobre la base de características externas como el color de la piel.


Sin embargo, el Ministerio del Interior no comparte la opinión de que se trata de un “problema estructural”.


La diputada de la bancada de Los Verdes, Irene Mihalic, también criticó esta postura.


“Hay un montón de casos individuales, demasiados para mi gusto”, dijo la diputada de Los Verdes.


Ya antes, la ministra federal de Justicia Christine Lambrecht expresó que “sería importante poder llevar a cabo un tal estudio”.

Subrayó que con un estudio de este tipo no se trata de poner a alguien bajo “sospecha general”.


A comienzos de esta semana, el Consejo de Europa pidió a sus Estados miembros que tomen medidas decisivas contra el uso del método de perfilado racial por la Policía.


Los controles de personas basados únicamente en características externas “son una forma especial de discriminación” y podrían conducir a un “racismo institucionalizado”, advirtió la Comisión contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa.