Trump en búsqueda del voto latino

Washington, 10 jul (Prensa Latina) El presidente norteamericano, Donald Trump, se dedicó hoy a buscar votos latinos, sobre todo de venezolanos y cubanos, durante una visita a Florida en la cual pareció ignorar el impacto del coronavirus en el estado.


El jefe de la Casa Blanca visitó esta tarde el Comando Sur, en la ciudad de Doral, para revisar el avance de una operación antinarcóticos en el Caribe y el Pacífico oriental lanzada en abril, la cual fue denunciada por las autoridades de Venezuela como una provocación frente a sus costas.


Luego de esa parada, se dirigió a la Iglesia Doral Jesús para participar en una mesa redonda bautizada como Apoyo al pueblo de Venezuela, en la cual presumió de políticas adoptadas por su administración en contra del país sudamericano y de Cuba.


En esos eventos, el gobernante dijo que seguirá luchando “por Venezuela y por nuestros amigos de Cuba”, a pesar de las numerosas voces que denuncian que las continuas sanciones impuestas a esos países afectan considerablemente a sus respectivos pueblos.


Cuba y Venezuela, lo tenemos perfectamente bajo control, expresó Trump en el Comando Sur, como parte de la estrategia que frecuentemente usa para tratar de ganar votos latinos en el territorio sureño: atacar al socialismo y decir que los demócratas quieren llevar ese sistema a Estados Unidos.


En ese evento participó también su asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien, quien reconoció que la operación antinarcóticos es parte de los esfuerzos para derrocar a Maduro, y dijo que continuarán la campaña de máxima presión sobre su gobierno.

Después, durante la actividad en la iglesia, a la que asistieron miembros de las comunidades venezolana y cubana, Trump criticó al expresidente Barack Obama (2009-2017) y al exvicepresidente Joe Biden, quien debe ser su rival en noviembre, por promover una política de acercamiento a Cuba, a pesar del gran apoyo que recibió esa postura de la administración demócrata.


Todos esos pronunciamientos del jefe de la Casa Blanca apuntan al interés de sumar votos en Florida, un estado pendular clave para los comicios venideros, y donde se vive hoy un adverso panorama con el coronavirus, causante de la enfermedad Covid-19.


El presidente, quien una vez se mostró en público sin máscara, a pesar de que el estado recientemente rompió varios récords diarios de casos, prácticamente no tocó el tema de la pandemia, y se limitó a decir que el país está reabriendo de forma segura y responsable, cuando muchos datos indican lo contario.


Trump no se refirió en ningún momento a las críticas recibidas por él mismo, o por autoridades republicanas de Florida como el gobernador Ron DeSantis, porque muchas fuentes, incluidos expertos en salud, consideran que impulsaron la reapertura económica de forma apresurada, a pesar de los riesgos sanitarios.