Califica Canadá de inaceptable arancel de EE.UU. sobre aluminio

Ottawa, 7 ago (Prensa Latina) Canadá tildó de injustificada e inaceptable la imposición por parte de Estados Unidos de un arancel del 10 por ciento contra el aluminio nacional, lo que sumerge hoy a los dos países en una nueva disputa comercial.


La medida se anunció apenas un mes después de la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial entre las dos naciones.


En tiempos de una pandemia mundial y de una crisis económica, lo último que necesitan los trabajadores canadienses y estadounidenses son nuevos aranceles, señaló la viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland.


Tales aranceles -añadió- aumentan los costos para los fabricantes y los consumidores, impiden el libre flujo del comercio y perjudiquen las economías provinciales y estatales.


El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que aplicará la multa a algunos productos de aluminio importados de Canadá al acusar a su vecino de renegar de una promesa de no “inundarlo” con sus exportaciones.


Trump expresó que firmó la víspera un decreto “que defiende la industria estadounidense reimponiendo los aranceles del aluminio a Canadá”.
Más adelante subrayó que “Canadá se estaba aprovechando de nosotros, como de costumbre”, lo cual provocó la inmediata respuesta de Ottawa.


Según Freeland, su país implementará “contramedidas dólar por dólar”.
La viceprimera ministra precisó que el gobierno canadiense llevará a cabo una consulta pública de un mes sobre qué productos de metales atacarán a Estados Unidos con aranceles de represalia.


El país tiene la cifra de 3,6 mil millones de dólares en contramedidas punitivas sobre posibles objetivos de una lista preliminar que serán aplicadas después de la consulta, acotó. “Canadá responderá rápida y fuertemente”, recalcó Freeland.


También insistió que los principales afectados por la política arancelaria impuesta por Trump al aluminio serán los propios ciudadanos estadounidenses.


Pese a que Canadá es uno de los aliados más fieles de Estados Unidos, desde que el mandatario republicano asumió la presidencia en enero de 2017 han sido pocos los momentos en que el presidente Trump ha tenido relaciones maduras y cordiales con Canadá, señala Radio Canadá Internacional.


Esto es algo que, una vez más, resulta un poco difícil de entender, porque Estados Unidos depende en gran medida de las importaciones de aluminio canadiense, en particular, para su capacidad de fabricación nacional, enfatizó al respecto el primer ministro Justin Trudeau.


Estados Unidos se halla en plena campaña electoral y como lo hizo en la anterior, se espera que Trump utilice como tema central, en la búsqueda del voto, la protección de la industria y los empleos estadounidenses. Su famoso eslogan America First está de regreso, destacó el medio de prensa.

Te puede interesar: