Es contrario a la cultura de paz bloqueo de EE.UU. contra Cuba

Naciones Unidas, 10 sep (Prensa Latina) El bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra Cuba en las últimas seis décadas es completamente contrario a la cultura de paz, destacó hoy la delegación de esa isla ante Naciones Unidas.


La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, denunció cómo su país enfrenta, en medio de la pandemia de Covid-19, el recrudecimiento sin precedentes de ese cerco.


Al intervenir en el Foro de Alto Nivel sobre Cultura de Paz, la embajadora se refirió a que pese a la crisis sanitaria, se continúan aplicando medidas coercitivas unilaterales, contrarias a la Carta de la ONU y el Derecho Internacional.


La pandemia puso de manifiesto de manera muy elocuente el injusto orden internacional en que vivimos, la desigualdad al interior y entre los países, señaló.


También dejó al descubierto el avance del unilateralismo y la falta de solidaridad de las potencias hacia los países en desarrollo para enfrentar juntos, con una sola voz, este y otros desafíos tan apremiantes como comunes, expresó la diplomática.


En tal escenario, alegó, no puede desarrollarse una cultura de paz ni avanzarse en la implementación de la Declaración y Programa de Acción sobre la misma, en particular cuando se aprovecha la actual pandemia para promover ideas supremacistas, racistas y xenófobas.


Además, dijo, prosiguen las acciones que politizan la cuestión de los derechos humanos contra países en desarrollo.


La embajadora reafirmó el compromiso de Cuba con la paz, y recordó que la nación caribeña es signataria y defensora de la Declaración y Programa sobre una Cultura de Paz.


También lo es de la Declaración de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en 2014 en La Habana, en el marco de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, apuntó.


La paz es más que la ausencia de la guerra, recalcó Rodríguez, no puede existir sin desarrollo económico y social, justicia y equidad para todos.


“No puede haber paz, ni consolidarse una cultura que la propicie, sin el cumplimiento estricto de los propósitos y principios de la Carta de la ONU y el Derecho Internacional, en particular la prohibición del uso y amenaza del uso de la fuerza, la no injerencia en los asuntos internos, el respeto a la soberanía y la autodeterminación”.

Lo de hoy: