Califican en Francia como provocación la nominación de Trump para Nobel

París, 11 sep (Prensa Latina) La nominación del presidente estadounidense, Donald Trump, para el premio Nobel de la Paz 2021 constituye una provocación para los defensores de la naturaleza, los derechos humanos y la coexistencia pacífica, advirtió hoy el periodista francés Michel Taupin.


En declaraciones a Prensa Latina, el vocero de la asociación solidaria Cuba Si France recordó los ataques del mandatario norteamericano al multilateralismo, como la salida de los acuerdos de París contra el cambio climático y de Viena sobre el programa nuclear iraní.


Asimismo, mencionó el abandono de entidades de la ONU como la Unesco y el Consejo de Derechos Humanos y los ataques a la Organización Mundial de la Salud.

Tampoco podemos olvidar su apoyo al apartheid de Israel contra el pueblo palestino y sus decisiones que relanzan la carrera armamentista en el campo nuclear, señaló a propósito de la nominación impulsada por el diputado noruego Christian Tybring-Gjedde.


De acuerdo con Taupin, no sorprende la propuesta de premiar a un político que insultó la memoria del ícono de las luchas contra la discriminación y merecedor del Nobel de la Paz 1993, el sudafricano Nelson Mandela, porque viene de la extrema derecha y de un legislador conocido por sus posturas anti-inmigrantes.


El vocero de la solidaridad con América Latina denunció la agresividad de Trump en esa región, con su escalada contra los pueblos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, y su respaldo a gobiernos corruptos y golpes de Estado fascistas.


En el caso de la isla, condenó el recrudecimiento por el actual jefe de la Casa Blanca del bloqueo económico, comercial y financiero, al cual calificó de genocida.


A propósito de Cuba, afirmó que son sus brigadas médicas presentes por todo el mundo para enfrentar la Covid-19 las verdaderas merecedoras del premio Nobel de la Paz.


Esos profesionales de la salud del contingente especializado en situaciones de desastre y epidemias Henry Reeve demuestran desde su creación en 2005 por el líder Fidel Castro su eficacia, su dignidad y su devoción, subrayó a Prensa Latina.


Taupin destacó que las brigadas médicas cubanas dicen presente cada vez que es necesaria la ayuda, sin importar la gravedad de la situación y el lugar del planeta.


“No es a Trump y sí a estas brigadas Henry Reeve a las que hay que otorgarles el premio Nobel de la Paz”, sentenció.

Más noticias: